DW.- La mano dura contra los inmigrantes indocumentados ha sido uno de los pilares de la política del presidente de Estados Unidos. Un nueva directiva busca reducir el número de solicitantes de asilo de Centroamérica. Con pocas excepciones, las personas que han llegado a Estados Unidos a través de un tercer país ya no podrán solicitar asilo en la frontera entre México y Estados Unidos.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, expresó su profunda preocupación al respecto. Según Grandi, el nuevo régimen fronterizo de Trump viola las obligaciones internacionales de Estados Unidos.

Trump dificulta acceso a migrantes y los obliga a pedir asilo primero a países de paso

Según el New York Times, un hondureño, por ejemplo, tendría primero que presentar una solicitud de asilo en México y esperar una decisión. Si es rechazado, podría pedirlo entonces en Estados Unidos. Sin el documento correspondiente, será devuelto en la frontera por el Departamento de Seguridad Nacional. Con esto, queda prácticamente abolido el derecho incondicional a solicitar asilo en Estados Unidos.

¿Qué dice la regulación de la UE sobre un tercer país seguro?

La nueva directiva estadounidense se basa, entre otras cosas, en el acuerdo europeo sobre terceros países seguros.

Según este, los solicitantes están obligados a solicitar asilo en el primer país al que entren en la UE. Si el solicitante de asilo ya ha llegado a otro Estado en el que también puede recibir protección en virtud de la Convención de Ginebra sobre Refugiados, se le puede negar la entrada a otro país. De acuerdo con la Ley de Procedimientos de Asilo en Alemania, una persona que ingresa desde un “tercer país seguro” ya no puede invocar el derecho fundamental al asilo.

De acuerdo con los enunciados constitucionales, los “terceros países seguros” son los Estados miembros de la UE, así como otros países que garantizan el cumplimiento de la Convención de Ginebra sobre Refugiados y la Convención de Derechos Humanos.

TAMBIÉN LEE: Gasto público por refugiados impulsa crecimiento de Alemania

A diferencia de los Estados miembros de la UE, países de tránsito como México y Guatemala no forman una asociación con Estados Unidos. Además, los críticos de la nueva directiva dicen que en estos países hay violaciones graves de los derechos humanos y que no pueden considerarse “seguros”.

¿Qué es un país de origen seguro?

En contraste con el “tercer país seguro”, este es el país del que realmente proviene un solicitante de asilo. Si hay un sistema democrático en este Estado y los habitantes no tienen que temer persecución, tortura o amenazas de violencia, y si no hay un conflicto armado, el derecho internacional (Convención de Ginebra) y la legislación de la UE (Directiva de la UE sobre procedimientos de asilo) lo consideran un país de origen seguro.

Como consecuencia, las personas que provienen de dichos países y solicitan asilo en un país de la UE tienen muy pocas posibilidades de obtenerlo. Sin embargo, dentro de la Unión Europea no existe una clasificación conjunta de Estados como países de origen seguros. Esa es competencia de los Estados nacionales. En Alemania se han clasificado como seguros los siguientes países: Albania, Bosnia, Herzegovina, Ghana, Kosovo, Macedonia, Montenegro, Senegal, Serbia y los Estados miembros de la UE.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Notimex
SFP investiga a exfuncionarios de Notimex por corrupción
Por

El Órgano Interno de Control (OIC) de Notimex, que actualmente es dirigido por la periodista Sanjuana Martínez, fue el e...