Tesla presentó en sus estados económicos ganancias trimestrales récord durante los tres primeros meses del año, impulsadas por la demanda continua y creciente de sus vehículos eléctricos y a pesar de la escasez mundial de suministro de chips y la disminución de las ganancias por vehículo.

Los ingresos por ventas aumentaron un 75% interanual a 10,390 millones de dólares (mdd), frente a los 5,990 millones del año anterior, y las ganancias brutas aumentaron un 79%, pese a que el creciente número de vehículos eléctricos Model 3 y Model Y.

En este sentido, la perspectiva de ventas Tesla también está sobre un camino positivo, incluso, en su informe de resultados Tesla dice que planea aumentar su capacidad de fabricación “lo más rápido posible” y espera lograr un crecimiento anual promedio del 50% en las entregas de vehículos.

En la llamada a los socios por el reporte de ganancias el lunes último, el CEO y cofundador Elon Musk subrayó el éxito del Model 3 a nivel mundial, superando a los pilares en el segmento de automóviles premium.

“El Model 3 se convirtió en el auto premium más vendido del mundo”, dijo Musk, y “de hecho, es el sedán de lujo más vendido de cualquier tipo en el mundo. El BMW Serie 3 fue durante mucho tiempo el sedán premium más vendido, pero ha sido superado por el Tesla Model 3″, dijo Musk.

A lo que añadió que “esto es solo tres años y medio en producción, y con solo dos fábricas. Por lo tanto, que el Model 3 esté vendiendo más que sus competidores de motores de combustión es bastante notable”, dijo, y señaló que Tesla ahora vende alrededor de 500,000 Model 3 por año.

“Hemos visto un cambio real en la percepción que tienen los clientes de los vehículos eléctricos y nuestra demanda es la mejor que hemos visto. Creemos que el Model Y será el vehículo más vendido de cualquier tipo en el mundo”, añadió.

“Es más probable que en 2022 el Tesla Model Y sea el automóvil o SUV más vendido de cualquier tipo en el mundo”, dijo.

Tesla actualmente tiene solo dos fábricas en línea, pero para fines de 2021 habrá duplicado su número de gigafábricas, el término que usa para sus plantas de fabricación de vehículos eléctricos y baterías.

Tanto sus factorías de Berlín como Texas producirán vehículos de producción para fines de 2021, que prevén aumentar su volumen en 2022. “Hay mucho de qué estar emocionado en 2021”, escribió la compañía en su informe de ganancias.

Por su parte, el Model Y se fabricará en las dos nuevas fábricas, pese a que no se mencionó el Cybertruck, que también se producirá en la planta de Texas a partir de finales de 2021.

Lee más: Tesla presume su ‘cybertruck’, pero no todo salió bien

Foto: Frederic J. Brown / AFP.

El reacondicionamiento de las instsalaciones para comenzar a fabricar los renovados Model S y Model X tomó más tiempo de lo esperado, pero se espera que la demanda aumente una vez más con una producción de 2,000 S y X por semana planeada, que podría llegar hasta 2,400 cada 7 días.

Todo esto augura el desarrollo de la anunciada versión Plaid con tri-motores, nuevo paquete de baterías, renovado tren motriz, infoentretenimiento y exterior actualizado, así como el controvertido volante “yoke”.

La semiproducción también comenzará este año, señaló Musk, ratificando una indicación del plan de Tesla de desviar el suministro de cobalto y níquel lejos de sus Model 3 fabricados en Shanghai mediante el uso de baterías LFP fabricadas por CATL, que será algo planificado.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Walmart
Estamos listos para cumplir ley contra outsourcing: Walmart
Por

Las ventas del gigante minorista Walmart en el primer trimestre bajaron 0.5%, periodo en el que el gobierno endureció la...