Notimex.- Once personas muertas y cuatro heridas de gravedad es el saldo de los dos tiroteos registrados en la ciudad alemana de Hanau, en el centro del país europeo, informó la policía local.

Tras ello, la canciller Angela Merkel condenó los ataques y aseguró que el “racismo es veneno, (y) el odio es un veneno”.

“Nos oponemos a aquellos que intentan dividir Alemania con toda nuestra fuerza y determinación”, dijo la canciller federal en una breve comparecencia convocada de urgencia reportada por Der Spiegel.

Horas antes, la policía confirmó en su cuenta de Twitter que el agresor fue encontrado en su domicilio sin vida. Todo apunta a que se suicidó.

El diario Bild indicó que el agresor fue un hombre de nacionalidad alemana que tenía licencia de armas de caza y en cuyo automóvil fue hallada munición.

“El probable autor fue encontrado sin vida en su domicilio en Hanau. Las fuerzas especiales de intervención de la policía han descubierto allí otro cuerpo. La investigación continúa. Actualmente no hay indicios de que haya otros autores”, escribió la policía en su cuenta de Twitter.

Lee también: Neonazis y supremacistas blancos están resurgiendo, advierte ONU

El primero de los tiroteos ocurrió en un bar llamado “Midnight”, en el centro de la ciudad, donde tres personas fueron baleadas, de acuerdo con el reporte de la fiscalía, informó el portal de noticias Hessenschau.

El mismo atacante se dirigió posteriormente al distrito de Kesselstadt, donde ingresó a otro bar “hookah” y disparó contra cinco personas más.

Merkel señaló que se considera la posibilidad de que el atacante actuó con motivos “ultraderechistas” y “racistas”, por “odio contra personas de otro origen, de otra religión y de otra apariencia”.

Agregó que el veneno del odio está presente en la sociedad alemana y “ya es responsable de demasiados delitos”. Refirió los crímenes de la organización neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), el atentado que dejó dos muertos en octubre pasado frente a una sinagoga en la ciudad de Halle y el asesinato de Walter Lubcke, político del partido oficialista, el 2 de junio de 2019 también por un extremista neonazi.

La canciller expresó sus condolencias a los familiares y allegados de los fallecidos, además de desear una pronta recuperación a los heridos por las consecuencias “físicas” y “psicológicas” del ataque.

No te pierdas: Más de una docena de multimillonarios europeos tiene familias con un pasado nazi

 

Siguientes artículos

Coronavirus Covid-19
Muertes por coronavirus llegan a 2,118 casos en China
Por

Más de 12,000 pacientes han sido dados de alta en China desde el inicio del brote del coronavirus COVID-19 en diciembre...