Por Investing.com

El nuevo destino del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)  parece tener solamente dos salidas: lograr la renegociación trilateral o dos acuerdos bilaterales, uno ya acordado entre México y Estados Unidos y otro entre Canadá y Estados Unidos.

El acuerdo que data desde el 1 enero de 1994, fue puesto bajo la lupa por el presidente de Estados Unidos Donald Trump desde que fue candidato a la presidencia argumentando que no era un tratado conveniente para su país.

De acuerdo con información del gobierno de México, a partir de la firma del TLCAN, los tres países han trabajado conjuntamente para incrementar su competitividad. “En 2016, el comercio trilateral ascendió a 1,046 mil millones de dólares. El comercio trilateral ha crecido más del 250% desde la entrada en vigor”.

PUBLICIDAD

A mediados de agosto del 2017 pasado comenzaron las rondas de renegociación con las delegaciones de las tres naciones. A más de un año de las discusiones, Estados Unidos y México lograron avances, de forma bilateral, anunciados la semana pasada por el presidente Donald Trump y notificando al Congreso de su país del mismo.

Canadá quedó momentáneamente fuera de la ecuación, pues no se había sumado a las negociaciones con México y Estados Unidos y tenía hasta el pasado viernes para alcanzar un acuerdo con su vecino del sur, pero no llegó. Las pláticas se retomarán este miércoles esperando llegar a un entendimiento.

Para Gabriela Siller, profesora del departamento de Economía del Tec de Monterrey, el acuerdo de carácter bilateral representa un sub óptimo para México, ya que el mejor escenario incluiría a Canadá en la renegociación. “Pareciera que Trump está orillando a que Canadá acepte las cláusulas o salga del tratado”.

Cabe mencionar que el pasado fin de semana, Donald Trump tensó más las negociaciones a través de Twitter, dijo que si no se lograba un buen acuerdo, Canadá estaría fuera del TLCAN.

Gabriela Siller expuso que el acuerdo tiene que ser aprobado por el Congreso de Estados Unidos y se especula que podría rechazarlo por dejar fuera a Canadá. “Vale la pena mencionar que el 18.25% de las exportaciones de Estados Unidos tienen como destino Canadá, mientras que el 12.78% de sus importaciones provienen de Canadá. Lo anterior muestra que el comercio con Canadá es relevante para la economía estadounidense”.

Los tiempos políticos también juegan. Las elecciones intermedias en Estados Unidos presionan a Donald Trump a tener un acuerdo que pueda presentar al actual Congreso, de mayoría republicana, y que pudiera aprobarlo antes de los comicios.

¿Trilateral? ¿Acuerdos bilaterales? Esta decisión sobre alguno de los dos escenarios se podrá vislumbrar este miércoles cuando Canadá y Estados Unidos se vuelvan a sentar a la mesa esperando lograr un acuerdo. A México lo que le conviene es que el acuerdo sea trilateral, pero de no alcanzarse, ya dio grandes pasos con las negociaciones bilaterales.

 

Siguientes artículos

Sexto Informe | El costo de electricidad en hogares bajó 16% con EPN
Por

Para reducir costos en la generación eléctrica disminuyó 41% su consumo de combustóleo, de 201,000 barriles a 119,000 un...