Toyota Motor informó este lunes que ha solicitado a los propietarios de 50,000 vehículos estadounidenses más antiguos a obtener reparaciones inmediatas porque el inflador de una bolsa de aire podría explotar y potencialmente matar a los conductores.

El fabricante de automóviles japonés dijo que el aviso “No conducir” cubre algunos modelos Corolla 2003-2004, Corolla Matrix 2003-2004 y RAV4 2004-2005 con infladores de bolsas de aire Takata.

Más de 30 muertes en todo el mundo, incluidas 26 muertes en Estados Unidos, y cientos de heridos en vehículos de varios fabricantes de autos desde 2009 están relacionados con los infladores de bolsas de aire Takata que pueden explotar, liberando metralla de metales dentro de vehículos y camiones.

Durante la última década, más de 20 fabricantes de autos han retirado del mercado más de 67 millones de infladores de bolsas de aire Takata en Estados Unidos, y más de 100 millones de infladores en todo el mundo, en la mayor devolución de seguridad de automóviles de la historia.

Toyota señaló que el retiro del mercado del RAV4 involucra la bolsa de aire del conductor, mientras que los otros retiros involucran únicamente la bolsa de aire del pasajero delantero.

En algunos modelos Corolla y Corolla Matrix, ciertos vehículos también están involucrados en un segundo retiro del mercado que puede hacer que la bolsa de aire se despliegue incluso sin un choque.

No te pierdas: Dodge dice adiós a los V8: dejará de producir esta motorización en sus vehículos más icónicos

Otros fabricantes de automóviles han emitido advertencias previas de “No conducir” para vehículos con infladores de bolsas de aire Takata más antiguos después de accidentes fatales. Toyota se negó a responder si la advertencia “No conducir” había sido provocada por una lesión grave o un incidente fatal que involucró a uno de los vehículos.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras de Estados Unidos no hizo comentarios de inmediato.

Stellantis, empresa matriz de Chrysler advirtió en julio a 29,000 propietarios de camionetas Dodge Ram 2003 que dejaran de conducir inmediatamente a la espera de reparaciones después de que una persona muriera cuando explotó un inflador de bolsa de aire Takata.

En noviembre de 2022, Stellantis instó a los propietarios de otros 276,000 vehículos estadounidenses más antiguos a dejar de conducir inmediatamente después de que ese año se informaran otras tres muertes en accidentes relacionadas con infladores de bolsas de aire Takata defectuosos.

Honda Motor emitió en febrero de 2023 una advertencia de “No conducir” para 8200 vehículos Acura y Honda después de la muerte del conductor de un Accord 2002 en Bowling Green, Kentucky, debido a un inflador de bolsa de aire Takata defectuoso.

Honda ha informado de 17 muertes en Estados Unidos y más de 200 lesiones en Estados Unidos relacionadas con roturas de infladores Takata.

Con información de Reuters

Síguenos en X y recibe la información más destacada

 

Siguientes artículos

programa-jornaleros-Canadá
Programa de jornaleros mexicanos en Canadá cumple 50 años con 27,000 campesinos
Por

El programa agrícola ofrece múltiples ventajas para los campesinos a cambio de mano de obra en Canadá.