La disminución de delitos de alto impacto, la despenalización de la producción, comercialización y venta de marihuana y la reducción de los índices de pobreza, sobre todo al sur del país son algunos de los aspectos más relevantes en materia social en los que tendrá que enfocarse el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Los integrantes del nuevo gobierno federal tendrán que enfrentar los rezagos en la atención de estas áreas o los fracasos en su atención durante la administración de Enrique Peña Nieto, que deja una situación “grave”, advierte Rodolfo de la Torre, director del programa de Desarrollo Social en el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

“El fondo de todas estas problemáticas son la desigualdad económica que sirve de base tanto para incentivar el crimen como para no atender adecuadamente los derechos sociales de las personas y tiene décadas de persistir. En los últimos 30 años la agenda social ha quedado muy rezagada y está haciendo que sea más urgente que nunca su atención”, apuntó el especialista.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política De Desarrollo Social (CONEVAL) de 2016 en México 53.4 millones de personas en pobreza y 9.4 millones en pobreza extrema.

“Los delitos violentos son una demanda añeja pero cada vez más urgente y esto tiene un costo social que corresponde a la desigualdad y falta de oportunidades que tiene buena parte de la sociedad mexicana”, afirmó.

De acuerdo con el Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024 de Morena presentado ante el Instituto Nacional Electoral (INE) durante el proceso electoral, la base del modelo de desarrollo y crecimiento del nuevo gobierno democrático estaría enfocado en reasignar adecuadamente el gasto público y ejercerlo de una manera más eficiente, para que los recursos públicos se dirijan a programas sociales y de infraestructura de gran impacto y a elevar la cobertura y calidad de la educación, principalmente la media superior y la superior.

Durante el proceso de transición de gobierno, López Obrador presento su Plan Nacional de Paz y Seguridad enfocado en la creación de la Guardia Nacional que integrará a la policía naval, militar y la Policía Federal.

Este plan también contempla la integración de aproximadamente 2,600,000 jóvenes a centros de estudio y trabajo con una inversión de 100,000 millones de pesos.
Con la atención de la pobreza, sobre todo en la región sur del país, en donde se concentra la población con más desventaja, también se pueden generar soluciones para la migración de grupos vulnerables de países centroamericanos, señaló el experto.

“Lo que estamos viendo en términos de la Caravana Migrante es en buena medida resultado de condiciones económicas muy adversas en el sur del país y más allá. El tránsito de Centroamericanos a Estados Unidos, que está conteniendo su entrada, están generando una mayor estancia en nuestro país. Pero en este sentido no es claro cuál será la política migratoria de largo plazo”.

Otro tema urgente a tratar en la agenda social del gobierno de AMLO será la despenalización de la producción, venta y uso de la marihuana, de acuerdo con De la Torre.

En este sentido Olga Sánchez Cordero, futura secretaría de Gobernación, presentó ante el Senado una iniciativa para que cualquier mexicano mayor de edad siembre, cultive, coseche hasta 20 plantas de cannabis, nombrada Ley General para la Regulación y Control de Cannabis.

De la Torre considera que se ha tomado una dirección correcta por parte del equipo de AMLO, que ha tomado como referencia la experiencia en los estados de la unión americana y Canadá.

“Esto apunta que el consumo tiene que ser despenalizado y en segundo lugar la producción y distribución regulada. Pero yo iría más lejos toda vez que México presenta condiciones particulares para la producción de marihuana e incluso debería establecer medidas para exportar esta mercancía para representar un alivio de la carga que tiene el sector ilegal en estos momentos, sino que se transforme en una fuente de ingresos y divisas”, apuntó el especialista.

Tampoco deberá quedar atrás la atención al rezago educativo que existe en el país, recordó el director del programa de Desarrollo Social en el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

En ese sentido AMLO ha señalado que el sector educativo será una prioridad en su administración y ha propuesto medidas para ampliar la cobertura educativa en todos los niveles y revisar el financiamiento del gasto en este sector. Asimismo, se ha mantenido en su propuesta de campaña de dar marcha atrás a la Reforma Educativa integrada durante el sexenio de Peña Nieto.

 

Siguientes artículos

Senadores retiran dictamen de Ley Taibo; el escritor se disculpa por frase ‘vulgar’
Por

La discusión y votación de la iniciativa se realizaría la próxima semana y Martha Lucía Micher dijo que que será decisió...