El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, implementaría una orden ejecutiva que impondrá un arancel del 5% a todas importaciones, una medida que busca reprimir las mercancías que llegan a suelo estadounidense.

De acuerdo con John King de CNN, el equipo de transición analiza la idea de imponer dicho arancel sobre todos los bienes importados poco después de que Trump asuma el cargo.

Citando a diversas fuentes dentro del equipo, señaló que Reince Priebus, futuro jefe de gabinete, ha platicado con varios líderes empresariales y legisladores sobre este arancel del 5%, además de que el recién nombrado secretario de Comercio, Wilbur Ross, se está preparando para defender esta medida.

Si bien el arancel no es un hecho, señaló el reporte de CNN, al menos sí está siendo considerada seriamente por el equipo de transición.

PUBLICIDAD

No obstante, aún se desconocen algunos detalles, como saber si este arancel del 5% se sumaría a los impuestos corrientes sobre las importaciones, o si reemplazaría a los actuales, por ejemplo, los productos chinos no agrícolas ya están gravados en un 2.5%, por lo que no está claro si se convertiría en un 7.5% o en un 5.0%.

Steven Mnuchin, que encabezará el Departamento del Tesoro en la administración Trump, minimizó la idea de aumentar las tarifas durante una aparición en la cadena CNBC, diciendo que la medida sería un último recurso.

Por otra parte, Peter Navarro, seleccionado para el Consejo de Comercio Nacional –una nueva posición de la Casa Blanca– ha sido significativamente más agresiva hacia China y la política comercial. Este profesor de la Universidad de California-Irvine ha criticado duramente las políticas económicas y militares de China, y será el director de la política comercial e industrial.

El presidente electo fue muy crítico con los acuerdos comerciales durante su campaña, en particular los que se tienen con China y México, de los cuales dijo tienen prácticas comerciales “injustas” para Estados Unidos.

Si bien el arancel de 5% es mucho menor que el 45% propuesto por Trump en su campaña, ha sido criticado por economistas, académicos y gente de Wall Street, que lo señalan como la desventaja más grande de la agenda económica de Trump, ya que si bien el impacto en el crecimiento económico puede ser leve, las posibles represalias de países como China podrían provocar una costosa guerra comercial.

 

Siguientes artículos

Inflación anual se ubica en 3.48% en primera quincena de diciembre
Por

La inflación subyacente tuvo un incremento de 0.47% quincenal, y la no subyacente presentó un crecimiento quincenal de 0...