El ex gobernador de Texas, Rick Perry, fue nominado este miércoles como secretario de Energía del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Perry, de 66 años, fue uno de los rivales de Trump en las elecciones internas republicanas por la candidatura presidencial; sin embargo, ante el bajo apoyo que estaba teniendo en las encuestas, se retiró prematuramente de la contienda.

A través de un comunicado, el equipo de transición del magnate confirmó la designación de Perry, quien cumplirá con la misión de hacer a EU independiente en materia energética, crear “millones de empleos” y proteger el medio ambiente.

Trump, que llegará a la Casa Blanca el próximo 20 de enero, destacó que como gobernador de Texas, Perry “creó un clima para los negocios que generó millones de nuevos empleos” y un descenso en los precios de los productos energéticos”.

Te interesa leer: Elon Musk y CEOs de Uber y Pepsi se unen al consejo asesor de Trump

“Mi administración se asegurará de que aprovechamos nuestros enormes depósitos de recursos naturales para hacer que Estados Unidos tengan independencia energética y crear una nueva y vasta riqueza para nuestra nación”, remató el mandatario electo.

Por su parte, Perry declaró que sabe que la energía es un elemento crítico para la economía y la seguridad del país, por lo que espera con anticipación un debate para impulsar este sector, así como garantizar la seguridad del arsenal nuclear de EU y crear empleos.

La nominación de Perry, quien gobernara Texas del 2000 al 2015, sucede pese a que el ex mandatario fue un férreo crítico de Trump durante los primeros meses de la campaña del Partido republicano para elegir candidato presidencial, en los que manifestó que el magnate representaba un “cáncer en el conservadurismo”.

Luego de que Trump ganó la candidatura reoublicana, Perry hizo campaña por él.

También lee: Rex Tillerson, CEO de ExxonMobil y amigo de Putin, al gabinete de Trump

 

Siguientes artículos

Alianza Delta-Aeroméxico tiene la aprobación final
Por

El pasado mes de noviembre, el Departamento de Transporte de EU había dado su aprobación tentativa.