Con una inversión de más de 100 millones de dólares entre el Hotel Real InterContinental y el Roble Corporate Center, el salvadoreño Grupo Roble se posiciona como el referente de innovación en el centro de la capital dominicana.

 

Por Xavier Pires

PUBLICIDAD

El roble es el ár­bol de la fuer­za y la nobleza por antonoma­sia. Robusto, resiste fuertes calores y fríos; longevo, puede vivir hasta 1,000 años; tiene una excelente madera y su riqueza ecológica es inmensa al servir de hospedaje y alimento a múltiples especies de animales, como aves e insectos. Si buscamos un símil de este arbusto de fuertes y profundas raíces con el Grupo Roble, la rama desarrolladora inmobiliaria del Grupo Poma, la más importante de Centroamérica, podemos dedu­cir que la corporación salvadoreña llegó para quedarse.

El aterrizaje al país del Grupo Roble fue tímido y casi sin mucho ruido. En 2003 construyeron el Quality Hotel Real Aeropuerto Santo Domingo, un pequeño hotel para viajeros de negocios. Una década después, el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, era el invitado de honor en el acto de inicio a los trabajos de construcción del Hotel Real In­terContinental Santo Domingo, el vigésimo primer hotel operado por Real Hotels & Resorts, la rama ho­telera del Grupo Poma. En esa oca­sión acompañaron al mandatario dominicano, Ricardo y Fernando Poma, presidente del Grupo Poma y vicepresidente de Real Hotels & Resorts respectivamente, quienes destacaron que la inversión sería de unos 70 millones de dólares (mdd) y que el hotel proveerá 227 habitaciones.

Este 2015, además de la inau­guración del hotel prevista para finales de año, decidieron echar otra raíz con la construcción del Roble Corporate Center, un mo­derno y elegante centro corpora­tivo de oficinas, con una inversión aproximada de 35 mdd, localizado en el polígono central de la ciudad e interconectado al Real InterContinental.

En una entrevista exclusiva para Forbes República Domi­nicana, tuvimos la oportuni­dad de conocer al director ejecutivo del Grupo Roble, Alberto Poma, para saber más detalles sobre estos dos gran­des proyectos.

 

Vanguardismo e innovación

Alberto Poma repite una y otra vez estas dos palabras. Y no es extraño. Estos son los principales pilares que soportan la visión del grupo, junto a modernidad y estilo. “Todos los proyectos que hacemos, no solo aquí sino en todos los lados, tratamos que sean altamente diferenciados. Que­remos que cada uno de los proyectos que realizamos sean los mejores de la plaza. Nuestra intención, en el caso del Hotel Real InterContinen­tal, es convertirlo en el mejor de la ciudad. Mi hermano siempre ha pro­movido que nuestros hoteles sean el ‘place to be’, es decir, el lugar donde uno viene a sentirse bien, en un ambiente ‘trendy’, alegre, agradable… lo que significa tener las mejores habitaciones, lo mejor en cuanto a tecnología, el mejor internet, salo­nes amplios donde poder realizar cualquier tipo de evento como bodas o conferencias, y además tener tam­bién una amplia gama de opciones de restaurantes, no solo para hacer más cómoda la estadía del visitante, sino también para cualquier persona que decida comer en restaurantes de primer nivel en cuanto a calidad y servicio”, afirma Poma.

El Grupo Roble supervisa la construcción de la división hotelera del Grupo Poma, Real Hotels & Resorts. “Nosotros entregamos el hotel ‘turnkey’ o llave en mano. Evidentemente un hotel requiere mucha más atención en el tema de acabados que un edificio de ofici­nas, que es su mayoría se entregan en obra gris”, asegura Alberto.

Aunque el hotel no contará con centro de convenciones, “vamos a tener unos 1,000 metros cuadrados destinados para salones. Sentimos que, por ejemplo, se puede realizar una boda de unas 600 personas, aunque alguno de nuestros salones puede albergar un evento de hasta 1,000. De igual manera, vamos a tener muchos otros salones para reuniones. Creemos que vamos a poder suplir parte de esa necesidad existente en Santo Domingo”, afirma el ejecutivo.

Evidentemente el Roble Cor­porate Center también contará con equipamiento basado en la última tecnología para satisfacer la deman­da de empresas transnacionales y nacionales en cuanto a espacios de oficinas funcionales bajo un ambien­te enfocado a convertirse en el es­tándar corporativo a nivel mundial. “En el caso de las oficinas del Roble Corporate Center, nuestro deseo es no solo tener un proyecto diferen­ciado en diseño, sino en temas de seguridad y tecnología”, señala Alberto. Además, será el primer edi­ficio de oficinas con la certificación leed (Leadership in Energy & En­vironmental Design) del país, que se compone de un conjunto de normas que reconocen la construcción de espacios responsables con el medio ambiente y cuyo diseño permite el uso eficiente de recursos naturales. El deseo del director ejecutivo es “ofrecer un edificio de oficinas triple A con estándares internacionales, y esperamos que sea único en el país”.

 

La capital del Caribe

Alberto Poma considera a Repú­blica Dominicana “la capital del Caribe”, por lo que entiende que estos proyectos serán los prime­ros de muchos. “El país está en su mejor momento. El año pasado creció más del 7%, mientras que para 2015 se proyecta un aumento de 6.8%. Hemos tenido un gran apoyo de parte del gobierno, que es un gran promotor de la inversión extranjera. Hay muchos incentivos y reglas claras referente al tema de trámites y procesos, algo que nos ha ayudado, convirtiendo al país en un atractivo”, dice.

A la pregunta de si la apertu­ra de Cuba con Estados Unidos pueda afectarnos, Poma asegura, “evidentemente tendrá un enorme potencial turístico. Aunque no ol­videmos que a República Domini­cana le costó 30 o 40 años llegar a donde está ahora. Estoy seguro de que Dominicana tiene una enorme ventaja sobre cualquier cosa que pueda suceder en Cuba”. Aun­que el Grupo no descarta iniciar operaciones en el país cubano en un futuro. “Es algo que uno siempre tiene en mente, pero esta­mos desarrollando muchos otros proyectos y ahora tenemos otras prioridades”.

 

Íconos de los centros comerciales

Hace un tiempo se rumoreó que el conglomerado estaba interesado en invertir en un centro comercial en Santo Domingo. “Como una de las principales especialidades del Grupo Roble, al llegar al país teníamos una opción para comprar un terreno de unos 60,000 m² en la zona oriental de Santo Domingo, entre la avenida Charles de Gaulle y la autopista de Las Américas, destinado para construir un centro comercial que va de la mano de nuestras marcas Metrocentro y Metromall, dirigidos a un segmento medio. Para nosotros es vital estar diferenciados y en este sentido po­dríamos ser diferentes en el diseño, la funcionalidad, la administración (ya que tenemos más de 50 años de experiencia en este renglón). Pero sentíamos, después de hablar con muchas marcas internacionales que están con nosotros en otros proyec­tos en otros países de la región, que no había tanto interés por llegar al país, aunque no lo descartamos para un futuro próximo”.

Actualmente, el emporio opera 19 centros comerciales en Centroamé­rica principalmente, lo que supone aproximadamente un millón de m2 de área rentable. Los tres proyectos desarrollados más importantes son Metrocentro San Salvador, Multipla­za Panamá y Multiplaza Escazú en San José, Costa Rica. Como parte de la filosofía del grupo, muchas de las inversiones que realizaron el pasado año están enfocadas en renovación y ampliación de estos centros: “En 2014 el Grupo Roble realizó una ampliación y remodelación de Multiplaza Curridabat, en la zona este de San José, Costa Rica, con una inversión de unos 50 mdd. En este 2015 acabamos de inaugu­rar la ampliación de la cuarta etapa del Multiplaza Panamá, con una inversión de unos 25 mdd, y ahora hemos decidido que vamos a remodelar la primera y segunda etapas para dejarlas igual que la tercera y cuarta”, comenta. Otros de los proyectos que están trabajando es el Metrocentro San Salvador, un proyecto que recibe un flujo de tráfico mensual de aproximadamen­te dos millones de personas. “Lo estamos remodelando desde hace cinco años, ya que tiene 13 etapas, pero ya estamos finalizando con las últimas”, asevera con una sonrisa Alberto Poma.

Los planes a futuro son igual de ambiciosos que los realizados hasta ahora. “Estamos a punto de comenzar un Multiplaza en Bogotá con aproximadamente 182,000 m²  de construcción y una inver­sión de unos 250 mdd. Adicional a este proyecto estamos desarrollando un hotel Marriott en la ciudad de Medellín, después de tener presencia con éxito en Bogotá con otros dos”. Y eso solo por hablar de Colombia, ya que su crecimiento tampoco se detiene en Guatemala y Honduras. “Hace re­lativamente poco hemos comprado un terreno en la mejor ubicación de la ciudad de Guatemala para desarrollar un Multiplaza. Al día de hoy estamos en la etapa final del diseño de planos y trámites. Por otro lado, este año también vamos a iniciar la remodelación en nuestro Multiplaza en Tegucigalpa”.

 

Siguientes artículos

¿Tu hogar está preparado ante un desastre natural?
Por

En México, 22 estados están expuestos a sufrir algún tipo de desastre natural, pero sólo se encuentran aseguradas 5% de...