Un reportaje del diario mostró que en la construcción el hotel Old Post Office en Washington hay trabajadores latinos que cruzaron la frontera de forma ilegal. La compañía de Trump argumenta que la construcción del edificio fue delegada a un subcontratista.

 

A pesar de sus comentarios en contra de los mexicanos inmigrantes en Estados Unidos, el empresario estadounidense Donald Trump utiliza mano de obra latina para la construcción de su nuevo hotel Old Post Office, que se sitúa en la ciudad de Washington.

PUBLICIDAD

Un portavoz de Trump dijo que la construcción del inmueble fue delegada a un subcontratista, además detalló que ésta sigue todas las leyes aplicables,  dijo el periódico Washington Post.

Sin embargo, algunos trabajadores latinos indicaron que están preocupados por sus empleos, mientras que otros mostraron su discurso e informidad por los insultos que hizo Trump hace unas semanas, relató el periodista del rotativo Antonio Olivo.

En el reportaje del Washington Post, Olivo contó que algunos de los trabajadores reconocieron que ingresaron a Estados Unidos de forma ilegal, no obstante ahora residen legalmente tras regularizar su situación.

Según el rotativo, la mayoría de los trabajadores indicaron que tienen pláticas relacionas con el empresario estadounidense, luego de que Trump diera a conocer sus aspiraciones políticas por ser el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos para 2016.

Uno de los trabajadores de nombre Iván Arellano de origen mexicano indicó que a su juicio son ‘irónicas’ las declaraciones de Trump.

Arellano indicó que la mayoría de los trabajadores de la construcción del hotel es latina y muchos llegaron ilegalmente a Estados Unidos. “Y estamos todos aquí trabajando muy duro para construir una vida mejor para nuestras familias”, añadió.

El periódico entrevistó a 15 trabajadores, los cuales rebelaron que muchos cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México ante de establecerse en Washington.

Para uno de los trabajadores de origen salvadoreño de nombre David Montoya, las declaraciones de Trump es un recordatorio de que cualquier persona que no sea ciudadano de Estados Unidos es vulnerable a las estrictas leyes de inmigración.

Al presentar su campaña para la candidatura republicana, Trump ofendió a los migrantes. Debido a esto empresas como NBC, Univisión, Televisa y el empresario Carlos Slim decidieron poner fin a su relación comercial con el magnate estadounidense.

 

Siguientes artículos

Irán seguirá en negociaciones nucleares con potencias
Por

Los negociadores incumplieron el plazo del 30 de junio para un acuerdo final y después se dieron tiempo hasta el martes....