El Financiamiento Basado en Resultados promueve el trabajo duro, la innovación, y resultados palpables y medibles de los proveedores de salud.

 

 

Por Renato Núñez

 

Proporcionar una atención de calidad a todos los pacientes que padecen alguna enfermedad crónica es y será un reto mayor. Enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial sistémica, dislipidemias, obesidad, infarto agudo de miocardio y todo lo que en conjunto se conoce como síndrome metabólico son las enfermedades crónicas de mayor morbilidad y mortalidad en nuestro entorno, y las más costosas en cuanto a tratamiento.

Actualmente nuestro sistema de salud público continúa otorgando fondos o pagando a terceros de manera tradicional, es decir, por que se otorgue el servicio médico que la población demanda, mas no por que se lleven a cabo diversos procesos o acciones que se traducirán en una atención médica de calidad y un adecuado control del paciente. El enfoque actual impacta directamente en la salud de la población y, por ende, en la economía del propio sistema.

Para revertir la situación existen herramientas como el Financiamiento Basado en Resultados (FBR), que pueden estimular la atención médica de calidad y el empoderamiento del paciente sobre su salud.

El FBR es una herramienta que mundialmente ha llamado la atención por ser una nueva manera de obtener los resultados necesarios en materia de salud; se basa en proporcionar incentivos a los proveedores de salud que cumplan con los objetivos trazados inicialmente. Los incentivos que puede recibir el proveedor son, principalmente: monetarios, en especie (equipo auxiliar de diagnóstico) y académicos (otorgar cursos, diplomados, maestrías para el personal, etcétera).

De acuerdo con la literatura y experiencias en otros países, los incentivos no son exclusivos de los proveedores de salud (médicos, hospitales, instituciones); también pueden ser proporcionados al propio paciente promoviendo su empoderamiento, es decir, responsabilizándolo de lo que haga o deje de hacer respecto al control de su enfermedad.

El FBR es claro: quien alcance el objetivo inicialmente trazado podrá acceder a ciertos estímulos previamente determinados; quien no los cumpla no los obtendrá. Debido a esto, el FBR promueve el trabajo duro, la innovación y, lo más importante, resultados palpables y medibles en la población atendida.

La forma en que se determina el logro de los objetivos por los diversos proveedores de salud es evaluándolos a través de indicadores especialmente diseñados en función de las necesidades de salud de la población a atender. Los indicadores buscan estimular diversas acciones o procesos que se realizan durante la atención del paciente, y así impactar en la salud de la población. Los indicadores pueden ser principalmente de dos tipos: outputs u outcomes.

Los primeros buscan estimular la realización de procesos y acciones realizadas durante la atención del paciente, por ejemplo realizar hemoglobina glucosilada en el paciente diabético o valorar cada determinado tiempo la presión arterial del paciente hipertenso; también pueden incidir en estimular la prevención. Los segundos buscan estimular el control de la salud del paciente, por ejemplo mantener al paciente diabético por debajo de 6.2 de hemoglobina glucosilada o al paciente hipertenso por debajo de 120/80 mmHg de presión arterial.

Los tres objetivos primordiales que busca el Financiamiento Basado en Resultados son: mejorar la salud de la población, impulsar la calidad en torno de la experiencia del paciente e incrementar la eficiencia y reducir costos

Actualmente la manera en que se adquieren servicios de salud en nuestro país es pagando por insumos, principalmente; es decir, se pagan recursos materiales y humanos, así como medicamentos y el mantenimiento de la infraestructura. El financiamiento basado en resultados puede pagar esto y más, estimulando los outputs y los outcomes, lo que tendrá un impacto dentro del sistema de salud y su población, reduciendo gastos y mejorando la calidad de atención que se le otorgue a esta.

 

Renato Núñez es Gerente Médico del Sector Salud PwC México ([email protected]).

 

 

Contacto:

Twitter: @PwC_Mexico

Facebook: pwcmexico

YouTube: PwCMX

Página web: PwC México

Blog: PwC México

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Siguientes artículos

México, el país menos preparado para el retiro
Por

Sólo uno de cada cuatro mexicanos ahorra para su retiro. 56% de los mexicanos ahorra poco o nada para su retiro, mientra...