El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, y el gobernador de Texas, Greg Abbott, inauguraron la primera planta del corporativo mexicano La Moderna en Estados Unidos, para apuntalar su producción y distribución de pasta en este país.

La compañía originaria de Toluca, estado de México, invirtió 50 millones de dólares para construir en la comunidad de Cleburne, al suroeste de Dallas, una planta en la que 100 trabajadores utilizarán tecnología de punta para producir unas cuatro mil toneladas de pasta al mes.

Lee también Campbell vende menos sopas ante los bajos pedidos de Walmart

Videgaray dijo sentirse “muy orgulloso, no como funcionario público, sino como mexicano” por la apertura en Texas de una planta de una compañía mexicana. Felicitó y agradeció por ello a la familia Monroy, propietaria de la empresa.

PUBLICIDAD

El canciller mexicano aseguró que la nueva planta no es una coincidencia, pues fue resultado del liderazgo de los empresarios mexicanos, el buen ambiente de negocios en Texas y el marco de protección a la inversión que ofrece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Eso es el TLCAN”, resaltó, al solicitar que “no perdamos de vista lo que está en juego” en la renegociación del acuerdo comercial.

El funcionario mexicano dijo que quien tenga dudas sobre la eficacia del TLCAN debe visitar Texas para entender por qué el acuerdo es bueno para dicha entidad y para México.

Videgaray destacó la intensa relación comercial entre Texas y México y mencionó que no es solo comercio, también inversión.

Recordó que unas mil compañías mexicanas tienen inversiones en Texas y dan empleo a unas 20 mil personas. Aseguró que también compañías de Texas invierten en México, como ATT, HEB y American Airlines. “La relación va en dos sentidos, creando valor y oportunidades”, dijo Videgaray.

El gobernador Abbott señaló, por su parte, que la apertura de la nueva planta de La Moderna es una muestra de cómo México y Texas continúan en el marco del TLCAN, reforzando sus economías y de cómo esta entidad “abre sus puertas al mundo”.

Texas y México, puntualizó, tienen una larga relación, enrolados no solo como vecinos, sino también en comercio y auguró que, con el compromiso compartido de mantener el TLCAN, la expansión económica continuará creciendo y prosperando en ambos lados de la frontera.

Abbott se dijo impresionado con las instalaciones y con el uso de tecnología avanzada para la fabricación de la pasta, en un rápido proceso que en cuestión de horas transforma el trigo, la materia prima, en un producto alimenticio empaquetado, listo para ser transportado al mercado.

En tanto, Luis Miguel Monroy, presidente y director general de La Moderna, explicó que la pasta que se producirá en la nueva planta de su compañía en Texas es un buen ejemplo de las sinergias de México y Estados Unidos.

La planta, detalló, utilizará trigo producido por agricultores mexicanos de Sonora y Baja California, que será transportado a Texas por ferrocarriles de los dos países y trasformado en semolina con gas de Texas, para hacerlo alimento de primera clase.

“Trabajando juntos, aprovechando nuestras sinergias, somos más competitivos”, aseguró Monroy, al hablar ante unos 300 invitados a la ceremonia, entre ellos funcionarios públicos y empresarios de México y Texas.

Monory señaló en entrevista con Notimex que la nueva planta ayudará a abastecer y ampliar el mercado, especialmente en las entidades del centro y este de Estados Unidos, dado que el oeste se abastece con la producción de una planta en Mexicali.

Monroy comentó que la nueva planta ayudará a mantener el mercado hispano, el principal consumidor de productos de La Moderna en este país, pero también buscará ampliarse hacia el mercado anglosajón con dos nuevas marcas de la compañía.

 

Siguientes artículos

BP perforará su primer pozo de aguas profundas en 2020
Por

La petrolera británica perforará su primer pozo de exploración en aguas profundas en el Golfo de México en 2020.