Todo lo que pagues en comisiones, sobre todo por el mal uso de tu tarjeta de débito o crédito, es un regalo que le haces a tu banco. Tienes mucho trabajo por hacer…

 

Sólo 23 de cada 100 mexicanos eligen un banco por los beneficios que ofrece, reveló en 2013 una encuesta hecha por el Gabinete de Comunicación Estratégica. El resto lo hace por motivos como “la cercanía” (26%), “porque siempre lo ha usado” (15%) e incluso un 10% porque “le gusta su imagen”.

Antes de que juzgues las respuestas como absurdas, pregúntate ¿por qué elegiste tu banco? Luego cuestiónate ¿por qué contrataste esa tarjeta de crédito o ese préstamo?

PUBLICIDAD

Si lo hiciste después de comparar todas las opciones o si tienes un banco por cada producto financiero, porque sabes exactamente los beneficios que te ofrece cada uno, ¡felicidades!, puedes dejar de leer esto. Si no, tienes mucho trabajo por hacer.

Hace algunos años, el entonces director de la Condusef, Luis Pazos, daba una cifra de miedo: la gente podía perder hasta el 10% de su salario en comisiones por retiro de efectivo. Sí, ¡10%!

Y aunque eso se debía a que había muchas comisiones “por default” y abusivas, hoy ya no tienes excusas. Todo lo que pagues en comisiones, sobre todo por el mal uso de tu tarjeta de débito o de crédito, es un regalo muy generoso que le haces a los bancos.

Te invito a hacer un ejercicio. En los últimos dos meses, ¿cuántas veces retiraste en un cajero de otro banco?, ¿cuánto perdiste al mes?, ¿100 pesos?, ¿40 pesos? Eso debe enojarte tanto o más que el redondeo sin una causa.

El ejemplo de lo que pierdes por no comparar entre un banco y otro (o un cajero y otro) se extiende a otros servicios financieros. En un sondeo hecho por ComparaGuru.com y la encuestadora Feebbo descubrimos que el 53% de las personas no sabía que podía cambiarse de hipoteca a otra con una tasa menor o mejores condiciones.

Esta falta de cultura de comparación no es exclusiva de los mexicanos. Una encuesta del portal estadounidense CreditCards.com encontró que un cuarto de las personas de entre 30 y 49 años lleva al menos 6 años con la misma tarjeta de crédito.

Eso significa que muy probablemente se pierden de mejores programas de recompensas o tasas de interés más bajas.

Si bien hay algunos productos financieros en que la lealtad es importante, en la mayoría de los casos hay una mejor opción a la cual te puedes cambiar. El punto es que te armes de paciencia para hacer tu trabajo de comparar, tal como lo harías al escoger unos zapatos.

Y tú, ¿vas a seguir con tu banco?

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

3 claves para impulsar la innovación en América Latina
Por

Mantener el apoyo público a la innovación, la adopción de tecnología extranjera e inversiones en ciencia y tecnología so...