Es aconsejable hacer una pausa para revisar en donde estás parado, mirar el panorama, reflexionar, meditar y aclarar tus ideas, pero cuidado con dejar pasar mucho tiempo, porque corres el peligro de empantanarte en tus propios errores e indecisiones. 

¿Cuándo deberías hacer una pausa en tu vida?

Siempre de acá para allá. El trabajo, la familia, los planes con amigos, los estudios, el deporte… ¿Y un tiempo para saborear la vida? ¿Tienes esta necesidad?

La palabra pausa en su origen griego (anapausis) remite a “reposo”, “interrupción”, “descanso”. En la antigüedad se entendía la pausa como un hacer creador, como una interrupción sanadora.

Específicamente es interrumpir lo que se está haciendo para hacer algo totalmente diferente. Aprender a esperar enfocándose en el presente, hace la diferencia en la calidad del tiempo vivido.

¿Cómo realizar tus sueños?
Identifica tus verdaderos anhelos confiando más en ti, la clave para alcanzar tus objetivos radica en la paz interior de tu alma.

Ser feliz no es tan complicado como crees, muchas veces lo que más deseas alcanzar no son cosas imposibles, sino más bien sueños mal enfocados y por los que no trabajas al máximo. Los miedos o la inseguridad se posan como sombras en tu presente y obstruyen tus actos.

Te has hecho la siguiente pregunta ¿Cuándo fue la última vez que te detuviste a reflexionar si el camino que sigues es el que te llevará a donde quieres llegar? En momentos de entusiasmo y euforia planteamos las metas que queremos alcanzar y trazamos una ruta para lograrlas. Sin embargo, una vez que somos abrazados por la rutina de las actividades diarias, solo nos mantenemos a flote, tratando de sobrevivir. 

Esta inercia de vivir al día nos hace olvidar aquellos sueños que tanto deseábamos volver realidad, como lo señala Paulo Coelho “La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante” y que en determinado momento fueron los detonadores de lo que nos encontramos haciendo. 

Te invito a hacer una pausa en tus actividades para reflexionar. No olvidemos lo que recomienda Siro: “El tiempo de la reflexión, es una economía de tiempo”. Además, recuerda hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son tus sueños? Pregúntate qué es aquello que más anhelas realizar, tener, hacer a corto, mediano y largo plazo. ¿Qué quieres ser? ¿A dónde quieres llegar?
  • ¿Cómo puedes alcanzarlos? Determina cuál es la mejor manera de lograr tus sueños o metas, quizá con anterioridad has planteado una estrategia, en ese caso debes revisar si te ha dado resultado y te seguirá siendo útil.
  • ¿Lo que estás haciendo hoy, abona a ese futuro que deseas? Evalúa si tus acciones van encaminadas al cumplimiento de tus sueños, si no es así, cambia de estrategia.

Luego de este momento de reflexión y de haber establecido tus metas y caminos para llegar a ellas, sigue estos sencillos consejos para que no te apartes de lo esencialmente importante.

  • Establece prioridades: Determina primero lo que es primordial para cumplir tus metas, esas serán las actividades en las que más empeño deberás poner. Recuerda que “La vida es cuestión de prioridades” —Marcio Barrios.
  • Revisa periódicamente tu estado actual:  Es necesario evaluar si sigues en el camino y cuánto has avanzado, hazlo de manera mensual, bimestral, semestral o anual según creas conveniente. “Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables.” Séneca

¿Tus metas han cambiado? En algunas ocasiones por circunstancias no consideradas puede que tus necesidades hayan cambiado y con ellas tus metas y por tanto, las estrategias tengan que ser modificadas; que eso no te detenga, desafortunadamente no todo saldrá como lo planeas, la vida no es perfecta. Acepta los cambios, es parte de la emoción de vivir“No hay inteligencia allí donde no hay cambio ni necesidad de cambio.” Herbert George Wells

Por último, si estás confundido, medita. No actúes desesperadamente, si se presentan problemas y otras situaciones que hagan lucir complicado el panorama, detente un momento, piensa y actúa. Un pensamiento que te conviene llevar contigo todos los días es el siguiente: “Medita en tus momentos libres”. —Henry Miller

Contacto:

Twitter: @mariorizofiscal

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

jovenes
La importancia de la digitalización para crear las escuelas del futuro
Por

Hoy, más que nunca, la tecnología juega un papel fundamental para el nuevo regreso a clases.