Cuidado, Google, EPSON también alista sus lentes inteligentes

Foto: cortesía Epson.

Este modelo podría lucir poco atractivo, pero viene otro en camino y con él Epson tiene la esperanza de convertirse en el BlackBerry de las gafas inteligentes, pues apuesta al mercado de las empresas.

 

Por Parmy Olson

 

Google no es la única empresa que fabrica lentes inteligentes que llevan videos y notificaciones directamente a nuestros ojos. Epson, más conocida por la fabricación de impresoras y proyectores, ha producido su propia versión de gafas, más robusta, y fue invitado al Google I/O de esta semana para mostrar una aplicación desarrollada para su próxima plataforma de software.

La aplicación de YouTube es la primera de su tipo que permite a la persona que use las gafas inteligentes ver y desplazarse a través de los videos de YouTube con sólo tocar el marco o inclinar su cabeza en diferentes direcciones. Por lo que sabemos, Google Glass no puede hacer esto todavía —aunque sí hay una aplicación para Glass que permite subir videos a YouTube—.

De cualquier forma  Glass no está optimizado realmente para ver videos, dice Eric Muzufuka, gerente de nuevos negocios de Epson. Los lentes de Epson sí lo están. Sus gafas inteligentes Moverio BT-100 utilizan binoculares 3D para superponer una imagen o video en el centro del campo de visión del usuario, en vez de hacerlo en una esquina, como lo hace Glass. Esto lo hace ideal para la realidad aumentada (cuya utilidad aún está siendo probada).

Probé la aplicación en las gafas Moverio por mí misma cuando Epson visitó la oficina de Forbes San Francisco, y encontré la interfaz sencilla, incluso convincente. La imagen superpuesta también era cristalina. Sólo se necesita inclinar la cabeza hacia la izquierda para retroceder el video y hacia la derecha para avanzarlo rápidamente. Girar para seleccionar un video. No es el tipo de cosa que uno haría en el tren, pero las gafas Moverio, que cuestan alrededor de 400 dólares en Amazon y han estado a la venta durante el último año, son tan grandes y pesadas que probablemente sólo desearás usarlas en casa.

De hecho, Epson destaca que sus gafas Moverio son para que los desarrolladores empresariales jueguen con ellas, no los consumidores tradicionales. Ahora están trabajando en una versión más pequeña y más ligera de sus gafas, dirigida a clientes empresariales. La esperanza es que Epson se convierta en el BlackBerry de las gafas inteligentes. A medida que las empresas decidan que vale la pena invertir en gafas inteligentes para realizar un seguimiento de lo que sus empleados están viendo, o dicten instrucciones directamente en su línea de visión, en tiempo real, dotarán a sus empleados de estos dispositivos.

Al final, el retorno de la inversión y las directrices corporativas dejarán de lado los escrúpulos estéticos que los usuarios pudieran tener estéticos acerca de usar gafas inteligentes en público, un tema que sin duda ha fastidiado al Google Glass y lanzado grandes preguntas sobre si los consumidores del futuro evitarán las gafas inteligentes para evitar lucir demasiado tontos.

“Si tu jefe te dice que debes usar las gafas, la estética no es importante. Simplemente los usas. La próxima ola de innovación en las empresas van a ser las gafas inteligentes” dice Mizufuka.

APX Labs, que se especializa en tecnología de rastreo militar, desarrolló la aplicación de YouTube para las gafas Moverio como un proyecto paralelo junto a la plataforma de software que está construyendo para el hardware de Epson.

“Veinte millones de personas entran en la categoría de trabajadores sin escritorio”, dice Ed English, vicepresidente de APX Labs. Se trata de los trabajadores de almacén, mecánicos, obreros de fábricas, personal de seguridad y de hospitales, todos los cuales podrían hacer mejor su trabajo con el uso de gafas inteligentes, argumenta. “El retorno de la inversión es simple cuando se habla de este tipo de trabajos. No tienen que ser gafas Gucci. Si es por trabajo, simplemente los usas.”

APX comenzó a desarrollar una plataforma para gafas inteligentes hace unos tres años. Luego, a mediados de 2012 uno de los ingenieros de APX volvió de un viaje a Japón y mostró algunas de las ópticas del Moverio. “Los vimos y quedamos impresionados, dijimos ‘podemos desarrollar sobre esto’”, recuerda English. Dos meses más tarde, APX decidió centrar plenamente su trabajo en un kit de desarrollo para las gafas Moverio de Epson, y construyó un sensor que puede ser integrado en el dispositivo, por lo que se convirtió en algo más que una experiencia de visualización.

Hoy en día los 45 ingenieros desarrolladores están concentrados en la construcción de la plataforma, llamada Skylight, una interfaz que se ejecutará en la parte superior del sistema Android en el que corren algunos Moverio BT-100 hackeados, y serán la base del próximo BT-200. APX dice que lanzará Skylight este verano, y espera que especialistas en software empresarial, como Oracle y SAP explorarán la creación de aplicaciones para la plataforma.

APX ya ha distribuido algunos dispositivos experimentales que corren en la nueva plataforma Skylight entre algunas empresas cuyos nombres omitió. “A los chicos de operaciones les encantan”, dice English.

Epson no dice cuándo saldrá al mercado la línea BT-200, de menor tamaño, y más delgada. A finales de este año o principios del próximo parece ser una fuerte posibilidad, según Mizufuka. English ya ha visto un prototipo del próximo dispositivo. ¿Qué piensas de él? “Creo que nuestra confianza en Epson estaba bien fundada”, afirma.

Por ahora Epson confía mucho, indirectamente, en Google. Google invitó a la empresa para mostrar su aplicación en Google I/O, y “cada vez que hay otro anuncio de Google Glass, vemos un aumento en el tráfico”, dice Mizufuka, y agrega que si bien no puede dar cifras, se trata de “volúmenes muy significativos” para un kit de desarrollo.

Salvo el Vuzix M100, el Moverio es uno de los pocos productos de gafas inteligentes que están disponibles en el mercado para que cualquiera pueda comprarlos, añade. Pero nadie siente la presión de la competencia, todavía, añade. “Es una categoría incipiente. Todos somos solidarios entre nosotros.”

Foto: Epson.