Este texto fue publicado originalmente el 20 de febrero de 2017.

Por Katherine Love

“La estructura es lo que conduce al éxito, no despertarte antes de que el sol salga”, dijo el autor Craig Ballantyne a Garret Gunderson, colaborador de Forbes.

Ballantyne sustenta manera de vivir en la teoría “early to rise” o “muy temprano para levantarse”, la cual establece que no todos estamos hechos para meditar, correr 20 kilómetros y leer todos nuestros correos electrónicos antes de las 7 am. En su lugar, puedes mejorar tu productividad la noche anterior con estos trucos que no te llevarán más de 10 minutos.

PUBLICIDAD
  1. Libera tu mente: Al final de tu día de trabajo reduce tu ritmo mental. Apunta todo lo que tienes que hacer el día siguiente. Libera tu mente y tus pensamientos de todo estrés.
  2. Haz una lista de pendientes: Después de liberar tu mente, selecciona sólo tres cosas importantes que debes hacer el día siguiente. No te sobrecargues o pongas metas insuperables, esto sólo te generará más estrés.
  3. Haz un borrador: Escribe algunas notas para los tres pendientes que seleccionaste. Por ejemplo, si necesitas hacer una llamada o publicar un artículo, escribe los temas que abordarás. Estas palabras clave harán más sencillo el flujo de ideas la mañana siguiente.

 

Siguientes artículos

Las consecuencias de engañar a un cliente
Por

El peor pecado que se puede cometer es menospreciar la inteligencia de un cliente. Cuando engañamos a un cliente, ayudam...