El ABC para comprar a meses sin intereses

Foto: Forbes Staff

Aprender a organizar los ingresos y pensar en metas financieras como ahorro recurrente requiere usar la lógica y ser realista para evaluar si la deuda puede cubrirse en plazos antes de realizar una compra.

 

 

El uso correcto de las tarjetas de crédito para comprar a meses sin intereses requiere  consciencia de los hábitos financieros  para disfrutar los ingresos, por ello, deben tomarse en cuenta las costumbres nocivas que afectan las finanzas personales.

Ahorrar significa separar dinero para un fin y comprar a plazos significa administrar una cantidad de dinero de manera inteligente para adquirir y poder solventar un gasto fuerte. Así que, si se ahorra para un fin y ese fin es la compra de un bien que representa un gasto mayor,  se entiende que estos dos conceptos se complementen, así que, contar con información financiera adecuada es primordial para aprovechar al máximo el ahorro y la compra a plazos.

El primer problema que enfrenta el tarjetahabiente es el impulso de la compra compulsiva y los gastos innecesarios. La idea de una compra a plazos como respuesta a una falta de liquidez solamente incrementa la pérdida sobre el control de nuestras finanzas. La solución es anticipar cómo liquidar el gasto para no acarrear una deuda mayor.

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora Financial Group, se recomienda elaborar un plan de ahorro sobre gastos encauzados,  evitar las compras con la tarjeta superiores a lo que se pueda pagar  cómodamente con el salario. La tarjeta es un respaldo en caso de una emergencia y se debe evitar compras compulsivas.

 

Te presentamos los puntos más importantes para comprar a meses sin intereses  de forma efectiva que Financial Group recomienda  y una tabla  con ejemplos para saber cuándo y cómo aplicar los plazos.

 

Mantener buena organización financiera. Para tener claro si podemos solventar un gasto mayor, considera el tiempo de vida de la compra y la urgencia para adquirirlo antes de adquirir un plazo.

Evitar pensar en la gratificación inmediata. Antes de hacer una compra a plazos evalúa cómo te sientes anímicamente. Hay situaciones en que tu estado de ánimo no sea el mejor y tengas la necesidad de ir de compras, o quieras premiar alguna situación  de éxito momentáneo.

 Pensar si es una compra compulsiva.  Una promoción engañosa,   algún bien de moda, si es producto de la publicidad, hasta un electrodoméstico menor  será mejor a corto plazo.

Hacer cuentas. Considerar si los pagos convienen o terminarás pagando más de lo que en realidad estás comprando.

Conocer los plazos de pago. Ten  en claro que los plazos te permitirán disfrutar de un bien al momento de la compra, en vez de esperar a que puedas terminar de juntar dinero y liquidarlo de contado, no obstante elabora un plan para administrar tu dinero para que cada fecha de pago lo puedas cubrir.

 

Financial-group

*Fuente : Financial Group

  • karla

    me agrada la educacion financiera. soy nueva en eso de la tarjeta dee credito, buen tip saludos.

  • marisol l

    me parece una buene información sobre todo para no abusar de estas compras a meses..

  • samantha

    hola, que son los meses sin intereses? gracias