El ahorro puede convertirse en un hábito que aligera los grandes imprevistos. En México,  3.2% de la población  ha tenido que recurrir alguna vez a un préstamo para solventar los gastos que conlleva un funeral.

 

 

Además de jerarquizar los gastos para sobrellevar de una mejor forma la temida cuesta de enero, también es importante considerar los diferentes mecanismos de ahorro y protección que pueden ayudarnos a hacer frente a condiciones económicas adversas.

Datos del Instituto Nacional de  Estadística y Geografía (Inegi) arrojan que en 2013  había 7.8 millones de asegurados, lo que representa el 16% de la Población Económicamente Activa (PEA 49.5 millones de habitantes) la mayoría en un rango de edad entre los 30 y 50 años.

Elizabeth Velázquez, vocera de Seguros Monterrey New York Life, comentó que es importante contar con esquemas para protegerse de los riesgos financieros de la vida, toda vez que en la prevención está la clave para construir un patrimonio sólido.

“Si bien con un seguro de vida lo principal que se cubre es el fallecimiento del asegurado, se pueden contratar coberturas adicionales como invalidez, pérdidas orgánicas, gastos funerarios, entre otras. Esto nos permitirá estar mucho mejor preparados financieramente en esos momentos que además de que impactan severamente la estabilidad emocional, muchas veces dejan fracturas considerables en las finanzas de una familia”, expresó Elizabeth Velázquez.

Información de la Condusef revela que el 3.2% de la población en México ha tenido que recurrir a un préstamo para solventar los gastos que conlleva un funeral, ya que éstos son el primer golpe financiero que se debe afrontar tras el deceso de una persona. Sin contar el ingreso económico que la familia deja de recibir al fallecimiento del padre o madre.

Por ello la importancia de que comenzar a considerar el tema del ahorro como algo prioritario. El mejor momento para prever esta situación puede ser en estos momentos que inicia el año para que conforme avancen los meses vayamos fortaleciendo nuestras finanzas y afiancemos esta práctica hasta convertirla en un hábito.

 

¿Cómo empiezo a trabajar en mi ahorro?

Te presentamos 10 claves que Seguros Monterrey New York Life comparte para que conviertas el ahorro en un hábito:

 

1.    No gastes más de lo que tienes. Utiliza el crédito únicamente para la adquisición de bienes duraderos y en situaciones de emergencia.

2.     Determina una cantidad de ahorro acorde a tus posibilidades. Todas las realidades son distintas por lo que tu capacidad de ahorro podría ser mayor o menor al 10% de tu sueldo. Utiliza el principio de ahorra primero y gasta después.

3.     Aunque al inicio puedas ahorrar poco,  empieza con lo que puedas, verás que conforme se acumula comenzarás a valorar tu esfuerzo.

4.     Nunca guardes el dinero debajo del colchón, busca mecanismos que te ayuden a que tu ahorro crezca, existen diversas opciones que te lo permitirán.

5.     Enlista tus deudas de mayor a menor, liquida las de menor costo y trata de negociar el resto con tus acreedores.

6.     Lleva un control de tus retiros del cajero automático sin perder la noción del saldo que resulta tras cada transacción.

7.     Identifica tus gastos hormiga y comienza reducirlos, sin bien no es algo que pueda hacerse la noche a la mañana, una vez que los conozcas podrás trabajar en evitarlos.

8.     Para organizarte mejor puedes descargar de forma gratuita el planificador de finanzas personales “El reto del ahorro”, disponible en www.mnyl.com.mx/

9.     Define para qué estás ahorrando y en cuánto tiempo quieres cumplir tu objetivo. Es más fácil llegar cuando sabemos a dónde vamos.

10.   La contratación de un seguro que pueda protegerte en el camino y que te apoye para conservar todo lo que has logrado y lo más importante a mantener a tu familia amparada.

 

Siguientes artículos

Airbnb: de lío financiero a negocio millonario
Por

Dos amigos se quedaron sin recursos suficientes para pagar la renta de su departamento, entonces, se les ocurrió una sol...