Para 2018 se espera que Nicaragua mantenga un buen ritmo de crecimiento, entre 4.5 y 5%, impulsado principalmente por los aportes de las actividades industria manufacturera, comercio, agricultura, pecuario y construcción, estimó el Banco Central de Nicaragua (BCN).

En cuanto a los precios, se prevé una inflación entre 5.5 y 6.5%, basada en aumentos graduales en los precios de materias primas, condiciones climáticas normales para la determinación de precios de alimentos y estabilidad en otros determinantes de mediano plazo.

Asimismo, el BCN prevé que la política cambiaria siga siendo un ancla importante de los precios mediante el deslizamiento diario preanunciado, equivalente a 5% anual. Adicionalmente, el desempeño de los sectores vinculados a las exportaciones mantendrá su ritmo, impulsado por una recuperación de la economía mundial, agregó.

Puedes leer: Conoce la Agenda Forbes Centroamérica y el Caribe

PUBLICIDAD

El banco central espera que continúen arribando flujos externos importantes como: las remesas, los ingresos por turismo, la Inversión Extranjera Directa y la cooperación externa, entre otros, ubicando el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos en torno al 6.2% del PIB.

Te presentamos los cuatro principales riesgos para la economía nicaragüense en 2018, según su banco central:

1) Volatilidad en los precios de materias primas relevantes.

2) Impactos derivados de las mayores tasas de interés internacionales.

3) Evolución de políticas y contexto internacional.

4) Factores climáticos adversos.

 

Siguientes artículos

El nicaragüense que conquistó la banca
Por

Roberto Zamora dejó, en la década de los 80, un alto cargo en Citibank Venezuela, para fundar Grupo Lafise, que hoy tien...