No es mentira que todos somos vendedores… Por eso estoy seguro que estos grandes secretos te ayudarán a tener éxito en tus objetivos personales y empresariales.

 

Vender es el juego de acciones que lleva a la poesía de la pasión, la persuasión y el convencimiento. Es una actividad propia y ajena, muchas veces amiga y en ocasiones traicionera, de la que todos formamos parte y que hace de nuestra vida la diferencia entre la victoria y el fracaso.

No es mentira que todos somos vendedores y que este inmenso mercado no sólo está compuesto de productos y servicios, sino también de nuestra persona, ideas y sueños.

En esta ocasión te comparto los 5 secretos más grandes que te llevarán a ser un vendedor premier y que te ayudarán a tener éxito en tus objetivos personales y empresariales:

1. Logra un autodominio

Para convencer a los demás, primero tienes que convencerte a ti mismo. No sólo debes conocer tu oferta, sino estar seguro de que es lo mejor para tus clientes. Es por esto que debes ser muy cuidadoso, porque al final del día, si no actúas con ética, dañaras tu imagen, y la reputación es lo más importante.

Tampoco olvides que durante la venta es primordial dejar que conozcan tu personalidad, demostrar tu experiencia, ser optimista y amable en todo momento. Está comprobado que la gente se abstiene de comprar o contratar cuando el vendedor no es de su agrado.

2. Actúa con inteligencia emocional

Un hombre ordinario se deja llevar por sus emociones; un hombre extraordinario aprende a manejarlas. Debemos tratar las malas actitudes y objeciones de nuestros prospectos de manera inteligente. La empatía es la clave. Cuando nos encontramos con gente poco receptiva, lo mejor es lanzarle unas cuantas preguntas para conocer sus necesidades reales y no desviarnos en puntos que pueden ser irrelevantes para ellos.

Leer su lenguaje no verbal, igualar su volumen y ritmo de voz, y sobre todo aprender a escuchar pueden hacer la diferencia.

3. Aprende a lidiar con el rechazo

Hay un principio básico que debes considerar: aquellos que no se afectan con nada pueden atreverse a todo. Te aseguro que enojarte y frustrarte no te dejará nada bueno. Es mejor tratar de rescatar algún tipo de retroalimentación por parte de tus prospectos que te permita aprender de tus errores.

Tampoco olvides que no todo es para todos. Lleva tu propio registro de porcentaje de bateo. La fórmula es simple: tus hits (ventas cerradas) entre tus turnos al bat (ventas prospectadas) en cierto tiempo. En menos de lo que piensas romperás tu propia marca o harás un jonrón.

4. No seas charlatán

La facilidad de palabra ayuda mucho, siempre y cuando se use con honestidad. Las mentiras tienen un efecto multiplicador sorprendente y un desenlace trágico casi siempre inevitable. Es preferible decir NO de manera tajante cuando la solicitud supere tus alcances, que quedar mal después y perder el tesoro más valioso que te puede dar cualquier persona o cliente: la confianza.

Procura cumplir tus promesas, acepta retos y aprende a negociar. Ofrece las mismas actitudes positivas que esperas recibir de tu contraparte.

5. Llévalos de la mano al futuro

Ayúdalos a visualizar el éxito que lograrán a través de tus propuestas; no olvides incluir ese plus que las haga no sólo diferentes, sino únicas. Más allá de las acciones, enfócate en los beneficios y arriésgate a ser innovador al presentar cada idea.

Si estás inspirado, te sentirás capaz de convencer a cualquiera y la mitad de la tarea ya está hecha.

Finalmente, citando a Zig Ziglar, considerado por muchos especialistas como el mejor vendedor del mundo:

“Si puedes soñarlo, puedes alcanzarlo. Tendrás lo que quieres en la vida si ayudas a los demás a tener lo que ellos quieren.”

¡Bienvenido al mundo de los vendedores premier!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @FerCoronadoCT

Facebook: Innovative Marketing & Consultants

Página web: Innovative Marketing & Consultants

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.