Se requiere superar la percepción que ser emprendedor es sólo para aquellas personas que no son suficientemente talentosas para incorporarse a una gran empresa.

 

Por Manuel Grajales

 

PUBLICIDAD

Siete especialistas nos dan su opinión sobre los aspectos que deben fortalecerse en América Latina para impulsar el emprendimiento. Entre los más sobresalientes se encuentran educación, un marco regulatorio más apropiado y un cambio cultural para darle el valor de lo que representa para nuestra sociedad.

Muchos bancos y organizaciones internacionales tratan de impulsar el emprendimiento, pero se requiere superar la percepción que ser emprendedor es sólo para aquellas personas que no son suficientemente talentosas para incorporarse a una gran empresa, por lo cual no se le atribuye un gran valor social. Una forma es que a través de las incubadoras se generen comunidades de personas exitosas en este camino, inculcando así el sentimiento de credibilidad y estatus.

 

Erik Simanis

  • Director Ejecutivo en Estrategias de Creación de Mercados en la Universidad de Cornell

El sistema educativo nos ha instruido a no ser creativos, por ello tenemos una falta de capacidad para pensar en nuevas formas y posibilidades de abordar una oportunidad de mercado. En la medida que se restablezca la confianza creativa, podremos saber cómo explotar este potencial para encontrar nuevas soluciones. Otra parte importante es el tema del mentoreo, el cual no está muy avanzado porque se requiere gente con más experiencia para apalancar a los futuros emprendedores.

 

Juan Carlos Díaz Bilbao

  • Coordinador de Ciudadanía Económica para Todos de Ashoka México y Centroamérica

Una buena idea y mucha pasión es importante, pero para que haya emprendimientos exitosos se necesita una fase que a veces las personas se saltan: la validación del modelo de negocios. Hay que salir a la calle y ver cómo está el mercado para recibir nuestra propuesta, el problema es que muchos se van directo a la ejecución del proyecto, lo cual puede distorsionar la experiencia. Por supuesto, también se requiere un ecosistema para hacerlo posible, se necesita inversión, capacitación, entornos de apoyo, mentoreo, coaches, etc.

 

Anik Varés

  • Gerente de Sostenibilidad Social en Femsa

En Centroamérica hay mucho interés en potenciar el emprendimiento, pero hace falta articular los diferentes sectores interesados: gobierno, empresas privadas y academia. Mientras más se puedan generar esos espacios multisectoriales será posible darle más espacio a la innovación social. La otra prioridad es la inversión. Para generar una cultura emprendedora tiene que haber mucho interés de los organismos internaciones y empresas dispuestas a invertir, generando así esta cultura.

 

Lucy Luna

  • Directora de Ashoka Avancemos en El Salvador y Honduras

Tratar de crear un ecosistema con universidades, aceleradoras y gobierno es vital para que más gente quiera hacerlo. Pero algo muy importante es trazar la ruta: porque al emprendedor lo que le falta mucho es tener una idea clara de cómo es el proceso a seguir desde que tiene una idea de negocio hasta el momento en que está suficientemente madura para llevarla al mercado. Esa primera ruta es central, porque las personas muchas veces no saben qué hacer.

 

Pedro Castillo

  • Director de Relaciones Institucionales de Promotora Social México

Lo primero que hace falta son políticas públicas más adecuadas para que el nacimiento de emprendedores sea mucho más ágil y sencillo, generando así un terreno fértil y propicio para que los emprendimientos puedan crecer, desarrollarse, fortalecerse, escalara y replicarse, este es un tema fundamental. Desde este punto de vista el tema de certeza jurídica, la carga impositiva y la tramitología tendrían que ser más ágiles.

 

Edgar Martínez González

  • Cofundador de Biodent

Un componente sería la generación de capacidades, incentivos y del espíritu emprendedor desde el colegio, porque esto es algo que se debe inculcar desde temprana edad. Por la parte del ámbito de la educación la generación de estímulos y capacidades es algo muy importante. Otra elemento del ecosistema, es indispensable un sistema regulatorio favorecedor para que no se tarden meses en poder constituir una empresa. El tercer factor es el acceso al financiamiento con bancos y entidades de crédito y aquí hay un desafío muy grande para los bancos: que ven a los emprendedores como un segmento de alto riesgo y no saben cómo servirlo, por ello requieren innovar en sus modelos de riesgo para atender a esta población.

 

Marina Pol Long

  • Directora Asociada de la organización de emprendedores FSG

Para impulsar el emprendimiento serían necesarias dos iniciativas: una tiene que ver con una mayor educación en todos los niveles, sobre la relevancia de lo que implica crear un negocio y educar a los jóvenes para despertarles el interés por el emprendimiento.

La segunda iniciativa se refiere al valor que se le da a los emprendedores y empresarios en nuestra sociedad, porque muchas veces todavía no valoramos lo que aporta al bien común el trabajo de estas personas.

emprendimiento_reuters1

 

Siguientes artículos

Tecnologías de la información: lo que Centroamérica necesita
Por

Las tecnologías de la información podrían transformar Latinoamérica si los gobiernos y las compañías se las toman en ser...