Una parte de los recursos que los mexicanos ahorran para su retiro podría estar invertido en empresas en lugares como Luxemburgo o Hong Kong, esto implica diversificación para las alternativas con que cuentan las Afores, pero también se traduce en riesgos para el sistema.

 

 

Invertir los ahorros para el retiro en el extranjero es un arma de doble filo. Por un lado, se tiene la oportunidad de lograr mejores rendimientos, y por el otro, acotar los riesgos se convierte en una tarea titánica ¿están las Afores entre la espada y la pared?

PUBLICIDAD

Los mandatos de inversión son una figura que abre la puerta para que las Afores inviertan hasta 20% de sus recursos en instrumentos en el extranjero, la diversificación figura como la principal ventaja del esquema, sin embargo, los administradores enfrentan retos como la reducción de riesgo y la elección correcta de operadores.

En México, las Afores administran cerca de dos billones de pesos pero el mercado accionario es apenas equivalente a una cuarta parte de estos recursos. Por ello, en 2011, la Consar autorizó a las Administradoras la inversión en el extranjero a través de mandatos, esto consiste  en la contratación de empresas que invierten en mercados internacionales, así, las Afores tienen acceso a instrumentos y mercados operados por manejadores expertos en lugares en los que es difícil llegar con un bajo volumen.

Para Carlos Ramirez Fuentes, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), la apertura de un 20% para invertir en el extranjero podría ser sólo el inicio, pues dado el volumen de recursos, obligar a las Afores a invertir el resto en México supone un riesgo mayor.

“El nivel actual del 20% es un nivel que dado el desarrollo del sistema de pensiones no se justifica está generando distorsiones contraproducentes para el trabajador. Estamos concentrando todos los recursos en un país, el 80% está concentrado en México por ley. Al buscar los mayores rendimientos, las Afores deberán invertir en lo que haya en el mercado porque ya no tiene ventanas de inversión”, señala.

La primera Administradora en anunciar el otorgamiento de un mandato de inversión fue Afore Banamex, que asignó 200 millones de dólares a través del Administrador de Activos Global Schroders, con sede en Londres.

Sura es otra de las pioneras, en mayo informó el inicio del proceso para asignar cuatro mandatos de inversión para Pioneer Investments, Blackrock, Investec Asset Management, y Morgan Stanley Investment Management.

 

¿A dónde van los recursos?

Los operadores elegibles para la asignación de un mandato son los miembros de las Unión Europea, los miembros de las OECD con quienes México tiene un acuerdo bilateral de libre comercio, los miembros de la Alianza del Pacífico cuyos mercados de capitales se encuentran integrados en el mercado conocido como MILA y los países miembros del Comité de Estabilidad Financiera del Banco de Pagos Internacionales.

Sin embargo, esto no indica que los recursos permanezcan precisamente en estos países. Schroders, el mandatario operador de Afore Banamex tiene mayor experiencia en la inversión de recursos en mercados como Hong Kong, Luxemburgo, Indonesia, Singapur, entre otros; y sus empresas y vehículos de inversión tienen un diseño distinto al de México.

 

¿Cuál es el riesgo?

En 2008, pocos españoles habían escuchado de Lehman Brothers antes de enterarse que la entidad había quebrado y con su desaparición también se había ido una parte de los recursos ahorrados en los fondos de pensiones privados.

De igual forma, en Chile, el hundimiento de la renta variable ocasionó una minusvalía equivalente al 40% del ahorro de los trabajadores chilenos en el inicio de la crisis financiera,en aquel entonces, unos 60,000 millones de dólares.

Para Carlos Noriega Curtis, presidente de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), es importante que las Afores consideren una serie de requisitos antes de asignar un mandato.

“Es vital tomar en cuenta la trayectoria de rendimientos, organización interna y áreas de riesgo, entre mejor estructurado esté el operador, más seguridad hay de que la inversión está en buenas manos”.

Noriega también considera que esto representa un reto al buscar al mejor operador pues las Afores deberán hallar un operador que responda ante leyes mexicanas en caso de que se invierta en instrumentos no permitidos.

“Será importante que la Consar cuide el contrato para asegurarse de que quién reciba el mandato cumpla plenamente la regulación de México y que cualquier problema sea resuelto en México, que no evadan la responsabilidad y que las Afores no tengan que solucionar conflictos en cortes extranjeras”, añade.

A continuación te presentamos una tabla que ilustra cómo invierten las Afores en la actualidad.

afores 1 1

 

 

Siguientes artículos

México, gestando una nueva crisis
Por

La vieja receta del “estímulo contracíclico” y el catálogo de “beneficios sociales” nos hacen pensar que no hemos aprend...