Eugenia Guzmán es una empresaria todo terreno. Desde chica encontró siempre la manera de emprender, como si fuese algo innato, una parte arraigada a su ADN: desde vender plumas de oro en la universidad, manejar restaurantes, talleres mecánicos, e incluso una empresa de telecomunicaciones. 

En esa época, hace más de dos décadas, si bien contaba con una base económica sólida, Eugenia no se sentía plena en su negocio de ese momento, no lograba encontrar algo que la llenara realmente.

Entonces fue así como comenzó una búsqueda interna, y se reunió con un amigo quien le leyó su carta astral y ese fue el acto que, sin imaginarlo, cambió su vida para siempre. “Miñuca tu viniste a ser empleadora, no empresaria. Tu misión es emplear a la gente creando varios negocios pero el principal será la educación. Y así fue como su vida tomó otra dirección. 

Así transita su vida Eugenia Guzmán, o como también la llaman, Miñuca Guzmán, dando trabajo y brindando oportunidades en todo momento, sin esperar nada a cambio, amparada en un altruismo que lleva con orgullo como bandera. “Dentro de mis negocios está la educación. No sé si él me abrió esta ventana que yo no había visto y todo se dio más rápido, (porque el universo es sabio), pero si algo me da plenitud en la vida es la educación, crear una nueva manera de formar a niños, adolescentes y padres de familia, enseñando y transformando mentalidades. Esa es mi pasión”.

Cortesía: Colegio Inglés

Ver las necesidades de la gente, y actuar a partir de ello. Esto es lo que define a Eugenia en su actuar. Y así fue como, hace ya 19 años, “vi la necesidad de una escuela aquí”, dice cuando recuerda cómo llegó a fundar su primera escuela, el Colegio Inglés, en Playa del Carmen. “Había una importante falta de infraestructura, sin escuelas bilingües, de primera calidad. La necesidad de crearla fue muy fuerte” – agrega. 

Durante todos estos años abriendo negocios ha tenido grandes aciertos y también desaciertos, pero siempre supo levantarse y sobre todo reinventarse, ha aprendido lo que se debe y lo que no se debe hacer, pero siempre con la bandera de la resiliencia a su lado. Fue así como en el 2019, emprendió un nuevo proyecto que hace mucho tiempo anhelaba: una nueva escuela, Colegio Inglés Tulum

Constante en su aprendizaje, la fundadora y directora continúa optimizando sus habilidades al máximo para crear un entorno armonioso donde los chicos reciban la mejor educación posible. “Quiero ser recordada porque toqué vidas, porque ayudé a otros a mejorar, a formar parte de una comunidad responsable, con miras al futuro”, asegura Eugenia.

Cortesía: Colegio Inglés

Siempre poniendo por delante a los niños, esta empresaria fue por más: “Tenía una voz interna que me decía: La vida te dio esto: ¿Qué le estás regresando a la vida?”. Y así dio con dos nuevos proyectos: por un lado la Fundación Kiin Beh y por otro el Centro Universitario Inglés. Kiin Beh es un colegio arropado por donaciones de fundaciones que busca transformar la mentalidad de los niños, borrando todo rastro de marginación mental y aumentando sus capacidades. Mientras que el Centro Universitario Inglés es una institución dedicada a impartir educación superior de alta calidad, buscando apoyar la economía de las personas que no pudieron terminar sus estudios y que desean tener una licenciatura.

Además, el Colegio Inglés -que celebra su aniversario 20 el próximo año– funciona como un puente imprescindible para que las familias hagan el salto de las grandes ciudades hacia zonas más naturales y así conectar con nuestro planeta y abrazar el concepto cada vez más en boga del lujo descalzo. Tras un año para olvidar como el 2020 a propósito de la pandemia, son numerosas las familias que quieren migrar hacia zonas más reconfortantes y así, también, poder darles a sus hijos una educación de excelencia. Miñuca asegura que “en Tulum va a haber un gran crecimiento y oportunidades de negocio junto a una necesidad de generar conexiones, como una comunidad acogedora que da ese abrazo familiar. Está la familia que te toca y la que escoges. Y así convivimos en una comunidad con personas con proyectos y valores similares”.

Cortesía: Colegio Inglés

Eugenia Guzmán habla con acciones concretas que contribuyen notablemente. No sólo a nivel educativo, la misión más importante en su vida, sino ahora también abrazando la tecnología. Ampliando el abanico de posibilidades que brinda, diseñó junto a otra empresaria y ahora socia, la aplicación Hi Shop!, que reúne distintos servicios en un solo lugar: desde hacer las compras, delivery, pasando por servicios de limpieza y mantenimiento, hasta reservas para hoteles y restaurantes. Así generan más consumo, seguridad e interacción entre la comunidad.

El punto de partida para la directora y fundadora del Colegio Inglés, es descentralizar lo material como el centro de nuestra existencia. Trascender los lujos y poder ver todos los recursos que nos rodean. En esa dirección, asegura que “este lujo comienza viéndote a ti como ser humano, viendo el lujo de ser humano que eres.” y agrega: “Cuando ves esa maravilla, ese potencial y grandeza que tú decides ser o no ser, entonces puedes ver el lujo donde estás. Puedes estar en el lugar más paradisíaco del planeta, viendo el mar más encantador del mundo, pero si no te ves a ti, no verás ese potencial.”

Conoce más sobre Miñuca Guzmán, la “podcasera dominguera” en:  

Facebook: https://bit.ly/3mPxGlG

Spotify: https://spoti.fi/3bTAOGE

Apple Podcast: https://apple.co/2Vi4G8a

Colegio Inglés Tulum: https://colegioinglestulum.com/

 

Siguientes artículos

Fernando Zurita
El empresario que invita a inversores del desarrollo inmobiliario a soñar en grande
Por

Oportunidades, proyectos innovadores y gran sentido social determinan a Mazza Capital y, en consecuencia, a Fernando Mtz...