Reuters.- Akzo Nobel acordó vender su negocio de especialidades químicas a inversores liderados por la firma estadounidense de capital privado Carlyle Group por 10,100 millones de euros (12,600 millones), incluida la deuda, en un logro para la compañía holandesa en su lucha por recuperarse de un turbulento 2017.

La venta a Carlyle y al fondo soberano de Singapur GIC por un precio ligeramente mejor a lo esperado permitirá a Akzo centrarse en su negocio principal de pinturas y recubrimientos.

La operación es uno de los mayores compromisos asumidos por Akzo Nobel en su defensa contra una oferta de adquisición de 26,000 millones de euros (32,000 millones de dólares) de su rival PPG Industries el año pasado.

También podría ayudar a reparar las tensas relaciones con sus accionistas, que están descontentos por el rechazo de la oferta.

PUBLICIDAD

Thierry Vanlancker, presidente ejecutivo de Akzo Nobel, quien se hizo cargo de la empresa en julio del año pasado en medio del intento de compra, dijo que espera ganancias de 7,500 millones de euros netos por la venta y se comprometió a devolver la “gran mayoría” de ese dinero a los accionistas.

El acuerdo deja a Akzo como “una de las tres mayores empresas de pinturas y de recubrimientos en el mundo”, dijo en una conferencia telefónica Vanlancker, quien agregó que la compañía ahora deberá cumplir con un objetivo para lograr un margen de 15 por ciento sobre las ventas al 2020.

Las acciones de Akzo Nobel subían un 3.6% a 77.80 euros a las 1044 GMT.

 

Siguientes artículos

SSA México invierte 900 mdp en Terminal de Automóviles en Lázaro Cárdenas
Por

La nueva Terminal Especializada de Automóviles (TEA) del Puerto de Lázaro Cárdenas inició sus operaciones, con el arribo...