Notimex.- Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), reconoció que la forma en la que se negoció el protocolo modificatorio del T-MEC se abandonó la opinión del sector empresarial.

Aseveró que su gremio no está de acuerdo en las formas en las que se negoció el acuerdo, pues el gobierno mexicano cedió mucho a las autoridades estadounidenses.

“Es un protocolo en el cual México cedió muchas cosas que ya había ganado y particularmente hemos cuestionado el hecho de que en la última semana, los últimos seis días, el gobierno federal ya no consultó al cuarto adjunto, al cuarto de inteligencia, al cuarto de comunicación y literalmente se fue por la libre.

“Ahí nos parece que en este abandono de esas estructuras que se crearon por el sector privado para apoyar al gobierno, para que no hubiera pifias, para que esto saliera bien pues ahí hay un error y las consecuencias ya quedaron a la vista”, comentó el empresario en entrevista con Notimex.

Lee: Fitch reafirma su calificación para México: T-MEC no fortalece pronóstico

Consideró que al gobierno del presidente López Obrador le faltó negociar con firmeza y procurar que el país obtuviera las mejores condiciones económicas.

“Nos parece que faltó negociar con mano más firme, con más pericia, más acompañamiento y pudo haberse tenido un mejor protocolo. Ahora ya está firmado, ya lo validó el Senado y tenemos que sujetarnos a él”, dijo.

De acuerdo con De Hoyos Walther, siempre debe haber una cercanía entre empresarios y gobierno para que en próximas negociaciones con la Unión Europea, con Inglaterra en el marco del Brexit, se cuide que de principio a fin haya siempre una participación cercana con la iniciativa privada.

Te puede interesar: 
Inspectores laborales de EU no afectan al T-MEC: Marcelo Ebrard

 

“El presidente no está enojado conmigo, ni yo con él”

Respecto a las diferencias que han tenido publicamente por la conducción económica del país, Gustavo de Hoyos reconoció que éstas siempre existirán con el presidente López Obrador, pues ambas partes, desde su perspectiva, buscan el desarrollo y crecimiento del país.

El empresario reconoció que personalmente el mandatario federal no está en conflicto con él y que respetarán su postura sobre la conducción de México, sin embargo alzarán la voz cuando tengan dudas en los planteamientos.

“Tenemos un diálogo fluido con el gobierno federal, coincidimos en muchísimos temas, la agenda cotidiana con sus secretarios, con sus jefes de oficina de manera normal”, comentó De Hoyos.

Lee también: 
Jesús Seade y Loret de Mola se confrontan por negociación del T-MEC

“Sé que el presidente no está enojado conmigo personalmente ni yo con él”, reiteró, y sostuvo que la Coparmex siempre estará abierta a ayudar al gobierno en las políticas que consideren son beneficas para el país.

“Aquí no guardamos memoria de cada desencuentro”, enfatizó.

Gustavo de Hoyos Walther participó, junto al presidente López Obrador, en el anuncio del alza de 20 por ciento que tendrá el salario mínimo el año próximo, y reconoció la disposición y trabajo del Ejecutivo federal para mejorar el poder adquisitivo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

EU-China: Más dudas sobre el ‘acuerdo’ comercial; Fitch alerta
Por

Fitch Ratings ha advertido de que las tensiones de la guerra comercial han disminuido, pero no se han resuelto.