Notimex.- Investigadores de la firma de ciberseguridad Kaspersky Lab emitieron una alerta sobre una campaña fraudulenta que está activa en América Latina y que tiene como objetivo apropiarse de cuentas de Instagram.

Los delincuentes se aprovechan del miedo de los usuarios a que les roben su cuentas para llevar a cabo el ilícito, ya que mediante un correo que se hace pasar por un mensaje de la red social indican a las víctimas que su cuenta ha sido hackeada.

El correo de tipo phishig informa a los usuarios de una supuesta modificación del número telefónico que ha sido asociado con la cuenta y para evitar que este error continúe, invita a los usuarios a acceder a un enlace en el que se deben poner las credenciales de Instagram.

El usuario engañado proporciona a los delincuentes el acceso libre a su cuenta y una vez que esto pasa es extorsionado para que pueda recuperarla, en algunos casos, las cuentas robadas sirven para difundir en la red contenido malicioso o bien para enviar spam a otros usuarios.

El correo del que proviene el mensaje empleado en esta campaña es [email protected] que no se relaciona con la red social, mientras que la página empleada para que los usuarios inocentes dejen sus credenciales es [email protected] que tampoco está asociado con la red.

Para evitar ser víctima de este tipo de fraude lo más recomendable es evitar los enlaces sospechosos y acudir directamente a la página oficial de la empresa que supuestamente envía en correo.

Además, es importante comprobar la URL en la barra de direcciones, descargar las aplicaciones directamente de tiendas oficiales y no usar contraseñas o datos de autenticación en servicios ofrecidos por terceros.

También se aconseja el uso de soluciones que eviten la infección de los dispositivos con programas maliciosos.

También puedes leer:

Aroma de Play-Doh será la primera marca olfativa de México

 

Siguientes artículos

Foto Gucci.
Gucci y Adidas se disculpan y retiran de la venta productos ‘racistas’
Por

Un polémico suéter Gucci y unos tenis Adidas desataron la polémica por ser considerados productos racistas.