Ricardo Anaya, candidato por la coalición Por México al Frente, responsabilizó al presidente Enrique Peña Nieto, por “el nuevo ataque” en su contra, luego de que la tarde del jueves circuló en redes sociales un video en el que un supuesto hermano de Manuel Barreriro explica cómo se llevó a cabo diversos procesos de lavado de dinero para financiar la campaña del panista.

“Primero: el contenido de ese video es totalmente falso. Segundo: es una estrategia orquestada e impulsada por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para dañar mi candidatura. Tercero: me atacan porque ayer en la Ibero dije con toda claridad que Enrique Peña Nieto es corrupto y repetí que cuando yo sea presidente si me encargaré de que enfrente la justicia y de resultar culpable vaya a la cárcel”, afirmó a través de un video que se divulgo en sus redes sociales.

El candidato presidencial señaló que también lo están atacando porque dijo que el ejecutivo federal y Andrés Manuel López Obrador, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia; hicieron un pacto.

“Peña Nieto le ayuda a López Obrador , atacándome a mí que soy el único que le puede ganar y a cambio López Obrador ya se comprometió a perdonarle todo, como ya lo dijo públicamente”, agregó.

PUBLICIDAD

Hizo un llamado a los ciudadanos a no creer en “los ataques” y responsabilizó  al presidente de su seguridad y la de su familia.

El video que se dio a conocer el jueves, muestra a Juan Barreriro, hermano de Manuel Barreriro, en una supuesta reunión en la que señala como su hermano lavo dinero para impulsar la candidatura de Anaya.

Te puede interesar: Empresario vinculado en acusación contra Anaya es localizado en Canadá

Manuel Barreriro fue vinculado a una operación de compra-venta de una propiedad de Anaya mediante una presunta triangulación de recursos.

La acusación fue realizadapor Joaquín Xamán McGregor, el abogado de Alberto “N” y Daniel “N”, quienes aseguran fueron contratados para realizar un entramado financiero con recursos de Barreiro para comprar una nave industrial a la empresa Juniserra, propiedad de Anaya.

Ante medios de comunicación, el abogado explicó que dicha triangulación consistió en que el empresario queretano contrató a sus clientes para diseñar un estratagema legal que permitiera otorgarle a Anaya 54 millones de pesos y para eso el vehículo que se utilizó fue la simulación de la compra-venta de un inmueble.

 

 

Siguientes artículos

INE y Fepade investigan llamadas que buscan influir en el voto
Por

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales y el Instituto Nacional Electoral investigan las llama...