Según un estudio realizado por un grupo de psicólogos británicos, publicado en la revista científica PLOS ONE, en promedio hoy pasamos en nuestro celular un tercio de las horas que estamos despiertos. En muy pocos años, el hecho de olvidar el celular en la casa se convirtió en un verdadero aniquilador de la productividad diaria de cualquier usuario de los llamados smartphones.

Vivimos en la época del internet y la conectividad. El tráfico que se realiza desde los dispositivos móviles representa 30% del uso de internet a nivel mundial; por ejemplo, poco más de la mitad de los accesos a Facebook y las búsquedas en Google se realizan desde estos aparatos.

Samsung es el principal vendedor de smartphones en el mundo, con 320 millones de equipos durante el año 2015, lo que equivalió a 22% del mercado.

En el otro frente, Apple se encuentra por debajo, con una posición de mercado de 16% de las ventas; sin embargo, cabe resaltar que esta empresa es mucho más rentable, puesto que genera 94% de la utilidad operativa de la industria de smartphones.

En mi opinión, se encuentra mejor posicionada para aprovechar su gran potencial, principalmente debido a dos factores que se interrelacionan para generar un círculo virtuoso:

  1. Los productos de Apple son percibidos como superiores y los consumidores están dispuestos a pagar más por ellos.
  2. Resulta “costoso” cambiar de marca, gracias a la existencia de un ecosistema donde los usuarios no están dispuestos a perder contactos, datos y aplicaciones que han comprado y que están sincronizadas en todos sus dispositivos Apple. Sólo el segmento de servicios como iTunes, App Store, Apple Music y Apple Pay representa tres veces más que el total de ventas de Netflix.

También hay que mencionar que este liderazgo se refleja en el sector más amplio de las grandes empresas tecnológicas. A continuación les comparto tres datos que muestran la solidez de Apple:

Primero. Sus utilidades son mayores a la suma de utilidades de Microsoft, Google, Amazon y Facebook.

Segundo. La posición de efectivo de Apple es tan grande que podría adquirir el conjunto de las 12 principales empresas de la BMV.

Tercero. Apple vende más de 600,000 iPhone al día, lo que significa que en un año vende los suficientes para darle uno a toda la población de Brasil y sobrarían los necesarios para darle uno a todos los habitantes de Australia.

A pesar de esto, la acción de Apple ha caído 22% en los últimos 12 meses, ya que el mercado teme que el iPhone no mantenga su crecimiento y los márgenes actuales de la empresa se vean comprimidos. Sin duda existen riesgos de un menor crecimiento y de que los márgenes no sean los mismos de hace años.

No obstante podríamos estar en un ciclo de ventas de la empresa al alza, porque el periodo promedio que un usuario tarda en cambiar su iPhone es de dos años, pero actualmente la base de usuarios con iPhones de dos años o más de antigüedad representa 25% del total o 120 millones de equipos, la mayor registrada en la historia del iPhone.

Para poner esto en perspectiva, antes del lanzamiento del iPhone 6, en septiembre de 2014, la base de usuarios con equipos de más de dos años era de 23%; después del mismo, la empresa tuvo un periodo importante de crecimiento, y superó consistentemente los estimados del consenso de los analistas.

Pero más importante es la valuación de Apple: esta empresa cotiza a un múltiplo P/U (precio entre utilidades por acción) de 7.3x descontando su efectivo, siendo que el promedio del mercado de Estados Unidos cotiza a más del doble. Apple generó en 2015 un retorno sobre el capital (ROE) de 46%, mientras que el promedio del mercado de Estados Unidos para ese año fue de tan sólo 12%.

Más claro, ni con manzanas.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ser emprendedor es una forma de vida
Por

Para que consolides tu personalidad de emprendedor y el temple a fin de llevar a buen puerto una empresa hay 10 puntos q...