Los avances tecnológicos aunados a la mayor prioridad que en el mundo se le está dando a la educación financiera están permitiendo, poco a poco, que se democratice el acceso a la Bolsa y que más gente pueda invertir.

 

La educación financiera es un tema que por años pasó desapercibido en nuestro país y formó parte del dominio de sólo unos cuantos, generalmente involucrados en, precisamente, el mundo de las finanzas.

Todos los demás no nos dimos cuenta de que podría ser importante tener conocimientos financieros básicos.

PUBLICIDAD

Los que tenían cuantiosos recursos relegaban esas funciones a los especialistas del ramo y los demás… pues muchas gracias: nos tocaba conformarnos con invertir en productos financieros aburridos y poco rentables. Tampoco es que alguien nos ofreciera la oportunidad de tener acceso a productos financieros más interesantes. Y así estuvimos muchos años.

Hasta hace unos 5 años sólo quien contara con grandes cantidades para invertir podía tener una cuenta de intermediación financiera en una casa de bolsa. De tal suerte que sólo un grupo pequeño de personas podía realizar compras y ventas de las acciones de las empresas ahí listadas. Muchos me dirán que vivimos en el mismo entorno todavía.

No es así. En los últimos años se ha dado una revolución silenciosa a nivel mundial respecto a la educación financiera; la mayoría de los países desarrollados ha empezado a incluirla dentro de sus programas educativos básicos.

En particular, destacan los cambios recientes al Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), que tiene por objeto evaluar, dentro de un marco estandarizado, el desempeño de los alumnos de distintos países que están cerca de concluir su educación obligatoria (con edades alrededor de 15 años).

Apenas el año pasado, en su versión 2012, el PISA incluyó la educación financiera como uno de los temas de evaluación, sumándose a los que ya evaluaba: matemáticas, lectura, ciencias y solución de problemas.

Hay una tendencia clara e irrefutable: las sociedades más desarrolladas le están dando a la educación financiera una jerarquía de pilar dentro de la educación básica.

De forma paralela a la prominencia que con justa razón le estamos dando hoy en día a la educación financiera, el desarrollo tecnológico actual de Internet nos permite un mayor acceso a productos de inversión que anteriormente nos eran inalcanzables como pequeños ahorradores.

Este aparejamiento de educación financiera y oportunidades de inversión nos ofrece grandes posibilidades de crecimiento patrimonial que nunca antes tuvimos. El desafío es que contemos con una solución práctica que nos permita materializar estas posibilidades.

¿Qué pasa en México?

¿Está pasando algo en México en este sentido? Precisamente, en el entorno de educación financiera y avances tecnológicos que estamos viviendo de manera global, nace Kuspit.

Kuspit propone democratizar el mercado de valores para el pequeño inversionista, es decir, construir una solución de “democracia bursátil”. Con un modelo que integra educación financiera, aprendizaje, colaboración comunitaria y la posibilidad de invertir desde 100 pesos (sí, cien pesos) proponemos que todos pasemos a la acción y asumamos el control de nuestras inversiones de la mano de un proceso de aprendizaje de una manera muy eficiente: a través de Internet.

Kuspit es la primera solución a nivel mundial que liga estrechamente el proceso de aprendizaje financiero a la inversión, reconociendo su importancia como soporte al proceso de toma de decisiones del pequeño inversionista.

Dejemos en claro que la inclusión financiera se refiere no sólo a la oferta de servicios básicos de banca para todos nosotros, sino también a la oportunidad de construir un mejor patrimonio con productos financieros más interesantes. Kuspit nos abre la llave de ese mundo de las inversiones. ¡Los esperamos!

Empiezo con mucho entusiasmo, en conjunto con www.forbes.com.mx y contigo, amigo lector, este foro en el que buscamos reflexionar sobre temas de educación y actualidad financiera, en particular de mercados. ¡No dudes en aportar!

 

 

Contacto:

www.kuspit.com

[email protected]

 

Siguientes artículos

Mitos y realidades de la Red Eléctrica Inteligente
Por

Esta nueva era digital abre la posibilidad de “democratizar” el papel del usuario de la red eléctrica. Solo falta ver si...