DW.- Si nos fijamos en el precio del petróleo en estos días, queda claro lo siguiente: ni los Estados Unidos ni los estados europeos se meten con Arabia Saudita, a pesar que el gobierno saudí pueda haber asesinado a un periodista que era crítico a su régimen.

El precio del petróleo, que generalmente oscila ante cualquier señal de incertidumbre, solo ha disminuido un poco desde que el periodista Jamal Khashoggi desapareció a principios de octubre en la embajada saudí en Estambul.

Arabia Saudta: ¿Precio del petróleo a $400?

Al principio no faltaron escenarios drásticos. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había anunciado inicialmente una “dura sentencia”. Pero los saudíes respondieron con la advertencia de que usarían el precio del petróleo como un arma para protegerse contra las sanciones.

“La consecuencia de las sanciones de Estados Unidos contra Arabia Saudí sería un desastre económico que sacudiría a todo el mundo”, escribió Turki Aldakhil, gerente del canal de noticias controlado por los saudíes, Al Arabiya. El precio del petróleo podría aumentar desde los actuales 80 dólares por barril hasta tanto como 400, dijo Aldakhil.

Análisis | El caso Khashoggi y los “trabajos húmedos” de los servicios secretos

Un aumento de cinco veces en los precios del petróleo sería un shock para la economía mundial, incluso más grande que durante la crisis del petróleo de 1973.

Caso Khashoggi: “Una bagatela”

Por el contrario, los mercados no parecen confiar en que Estados Unidos y los europeos amenacen las relaciones con Arabia Saudita debido al asesinato de un periodista. Trump se expresa ahora con mayor cautela y “ha descartado el caso de Khashoggi como si fuese una bagatela”, mencionó Eugen Weinberg, analista de mercancías de Commerzbank.

Arabia Saudita obtiene alrededor de un tercio de sus importaciones de Europa, el 13 por ciento de América del Norte. Así que hay posibilidades de sanciones. Pero, obviamente, los europeos y los estadounidenses no quieren perder a este buen cliente.

“Los participantes del mercado ven casi nulas las probabilidades de que haya incluso pequeñas sanciones contra Arabia Saudita”, dijo el analista.

Mil millones en armamentos de guerra

Durante una visita a la capital saudí el año pasado, Trump tuvo el placer de recibir 110 mil millones de dólares en armamentos.

“Todos querían tener este trato. Rusia lo quería, China lo quería y nosotros lo conseguimos”, dijo Trump a CBS el domingo 14 de octubre.

Los políticos alemanes no se manifiestan tan abiertos como Trump. Pero solo este año, el gobierno federal aprobó exportaciones de armas a Arabia Saudí por más de 400 millones de euros, a pesar que los saudíes están involucrados en la guerra en Yemen.

FOTO JAMAL

Autoridades todavía no han esclarecido lo que le sucedió al periodista saudí Jamal Khashoggi/REUTERS

La inversión como estrategia política

Arabia Saudita está reconstruyendo su economía para que sea menos dependiente del petróleo. Este planea expandir aún más su fondo de riqueza soberana en el Foro de Islas del Pacífico (PIF, por sus siglas en inglés), que según los planes del gobierno, será el más grande del mundo para 2030.

“Los saudíes están comprometidos a comprar influencia política a través de la inversión estratégica en los países occidentales”, dijo Stephan Roll, quien investiga sobre el Medio Oriente y África en la Fundación de Ciencia y Política. “Estas pueden ser compañías clave, pero también compañías de inversión como Blackstone en los EU, En las que Arabia Saudita está involucrada con unos 20 mil millones de dólares estadounidenses.

 

Por Andreas Becker

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

 

 

Siguientes artículos

En España los empleados tendrán derecho a apagar el celular fuera del trabajo
Por

El 'derecho a la desconexión digital' busca garantizar que los trabajadores no tengan que atender asuntos relacionados c...