Reuters.- Argentina aplicará un nuevo impuesto a las exportaciones y recortará gastos para reducir su déficit fiscal, mientras negocia financiamiento con el FMI tras una crisis cambiaria que minó la confianza en la tercera economía latinoamericana.

Aunado a esto, el presidente Mauricio Macri aseguró que va a reducir a menos de la mitad el número de ministerios de su gabinete, en busca de recortar el gasto público.

Con estas medidas, el gobierno aspira a eliminar el déficit primario fiscal para 2019 y mitigar así la alta inflación y la recesión que azotan al país, pero el mercado cambiario respondió negativamente a los anuncios con una nueva caída del peso, el cual pierde 4.39% y se ubica en 38.70 por dólar.

“En el año 2019 (…) vamos a confluir ya al equilibrio fiscal antes del pago de intereses, eso implica que vamos a ahorrar 6,000 millones de dólares más, que no necesitamos financiar en los mercados”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una conferencia de prensa.

PUBLICIDAD

Según Dujovne, el nuevo impuesto tasará temporalmente -hasta fin de 2020- los embarques de productos primarios en 4 pesos por dólar y del resto de las exportaciones en 3 pesos por dólar.

Se espera que el gravamen, que recaerá principalmente sobre embarques agrícolas y mineros, genere ingresos equivalentes al 1.1% del PIB para 2019.

Con un dólar actualmente en 38 pesos, el impuesto es casi del 10% del valor exportado, que en el caso de los granos de soya y sus derivados -de los que Argentina es uno de los mayores exportadores a nivel mundial- se sumará al 18% que ya tributan.

Argentina aspira a lograr un superávit primario de 1.0% en 2020, sostuvo Dujovne, que por la noche viajará a Estados Unidos para cerrar un nuevo acuerdo de financiamiento con el FMI.

 

Más pobreza

El presidente Macri admitió que la devaluación del peso, que ha llegado al 50% a lo largo de 2018, va a incrementar la pobreza, que ya alcanza a un tercio de la población.

En un mensaje televisado esta mañana, el mandatario anunció la reducción de ministerios y se refirió a los impuestos a las exportaciones.

“Vamos a pedirles a los que tienen más capacidad de contribuir, me refiero a aquellos que exportan en la Argentina, que su aporte sea mayor”, afirmó Macri en un mensaje grabado.

“Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado”, añadió.

El presidente, además, señaló que el gobierno reforzará la ayuda a los sectores pobres de la sociedad.

 

Reestructura gubernamental

Nueve de los actuales 19 ministerios del gobierno argentino serán absorbidos por otras carteras, en medio de una reestructuración que buscar reducir el gasto público para lidiar con una crisis cambiaria.

De acuerdo con un comunicado, el actual jefe de Gabinete, Marcos Peña, mantendrá su posición pese a los diversos rumores de alejamiento que trascendieron en los últimos días.

Los ministerios de Energía, Trabajo, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Ciencia y Cultura se convertirán en secretarías de Estado, según el comunicado.

En tanto, el actual ministro de Modernización, Andrés Ibarra, pasará a ocupar la vicejefatura de Gabinete.

El comunicado no especificó qué pasará con Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, quienes actualmente cumplen el rol de vicejefes de Gabinete y coordinadores del equipo económico.

 

Siguientes artículos

Combustibles y educación acelerarían la inflación en agosto
Por

La mediana de los pronósticos de 15 bancos, corredurías y firmas de análisis apuntó a que la inflación interanual se hab...