La derrama económica para la Ciudad de México en el actual periodo vacacional de Semana Santa se calculó en 4 mil millones de pesos. Para la alcaldía de Iztapalapa, donde se realiza la famosa representación popular de la Pasión de Cristo, no hay cálculos exactos.

Pese a ello, tanto locales establecidos como el comercio informal aumentaron sus ventas sustancialmente gracias a las 2 millones 400,000 personas que acudieron a ver la 176 representación del Viacrucis.

Cada año se dan cita comerciantes de diferentes estados del país: comerciante de barro de Michoacán, de cerámica de Toluca, artesanías de Hidalgo, venta de plata de Taxco, artesanos de Puebla.

La Macroplaza por estos días podría ser muy parecida al templo de Jerusalén del que Jesús sacó a numerosos mercaderes, sólo que ahora los vendedores ofrecen desde playeras deportivas, zapatos, lámparas, juguetes, bebidas heladas, hasta una buena diversidad de comida con y sin carne, para los que se abstienen en estos Días Santos de este alimento.

Rosalba vende taquitos de cochinita y hoy ofreció también chiles capeados, pero nadie los quiere, señaló a carcajadas; al parecer a nadie le importa el ayuno por Semana Santa. Este año es el primero que vive la representación bíblica como comerciante y tiene toda la fe de que aumentará sus ventas, las cuales en días previos estaba “floja”.

Mientras le grita a su hijito que no se vaya tan lejos, Olga ofrece globos de todos los colores. “Estos son los días buenos”, expuso con una gran sonrisa y mencionó que a veces se lleva hasta unos 2,000 pesos por día durante la representación de los últimos días de Jesucristo.

Estimó que en la plaza habría unos 400 puestos fijos, más los vendedores ambulantes; todo el año Olga trabaja en esta plaza, pero es en estos días cuando ve mejorías en su suerte y en sus bolsillos.

Con información de Notimex

 

Siguientes artículos

nissan
Nissan niega baja en su producción durante 2019
Por

El diario financiero Nikkei publicó que la automotriz Nissan reduciría la producción este año.