En la actualidad, en México, las opciones de movilidad son muy variadas, tan solo en la capital existe una gran oferta de transporte público además de las alternativas del transporte privado. Las diferencias radican en diversos factores que van desde la comodidad hasta el gasto de dinero y de tiempo que haces para desplazarte de un lugar a otro.

En el transporte público el desembolso es mucho menor. El metro, de estación a estación, sin importar qué tan lejos esté la una de la otra, tiene un costo de cinco pesos. El metrobús cobra seis pesos y los camiones tienen una tarifa promedio de 15 pesos. Puedes recorrer toda la ciudad a un precio muy bajo, sí. Pero la comodidad y tal vez la seguridad del transporte sean mucho menores.

Si hablamos del transporte propio, un auto que funciona sólo con gasolina puede gastar hasta seis pesos 79 centavos en un trayecto de seis kilómetros recorridos ¿Qué pasa con los autos híbridos? Una de las limitantes que tienen este tipo transportes para ser comercializados es el precio del vehículo ya que, de acuerdo a un estudio que realizamos, aumenta en promedio 30% más en relación a otros autos parecidos, pero que usan gasolina.

Los autos híbridos usan dos fuentes de energía para funcionar, la gasolina y la electricidad. En un un trayecto de seis kilómetros los autos híbridos solo gastan dos pesos 30 centavos de gasolina, un ahorro de casi 70% en combustible.

PUBLICIDAD

Este tipo de modelos por lo general funcionan de la siguiente manera, cuando el auto va a una velocidad reducida (10-70 Km/hora) usa la electricidad para avanzar, es decir, no necesitan de la combustión de gasolina para moverse pues esta última se usa para velocidades mayores, por ejemplo, en el caso de ir en carretera o simplemente cuando necesites ir más rápido.

La pila del coche se recarga mediante un sistema que usa el giro de las llantas para activar un cargador que la llena mientras no la usas. Incluso en pendientes, la pila puede ir cargándose sin necesidad de acelerar. Entonces, ponte a pensar, si un auto de características similares en términos de comodidad, potencia y especificaciones en general cuesta 30% menos que un auto híbrido, pero gasta casi 30% más en gasolina, el ahorro que puedes hacer a largo plazo con un coche híbrido sin duda aumentará conforme pasen los años.

Si de ahorrar se trata, estos carros también tienen beneficios en seguros de auto, pago de impuestos y estacionamiento. Las aseguradoras  te ofrecen precios especiales; en materia fiscal, según la Ley Federal de Ingresos de la Federación , “se exime del pago del impuesto sobre automóviles nuevos a personas físicas o morales que enajenen al público en general, automóviles cuya propulsión sea a través de baterías eléctricas recargables, así como de aquellos eléctricos que además cuenten con motor de combustión interna o con motor accionado por hidrógeno”. Y respecto a los estacionamientos, hay lugares reservados especialmente para este tipo de autos, pues también tienen la opción de recargarse mediante un cable a la toma de corriente eléctrica. Así que tú decides, recuerda que debes de usar tus recursos de manera inteligente, comparar y ahorrar.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

2.2 millones de niños mexicanos arriesgan su vida por un trabajo
Por

Del total de población infantil en México que se arriesga por un trabajo, 73% son niños y 27% niñas.