Bernardo Gómez, uno de los dos presidentes de Televisa, tuvo en su casa un encuentro diplomático la noche del martes, con dos visitantes peculiares: Andrés Manuel López Obrador y Jared Kushner.

El mandatario federal confirmó la reunión con el yerno y asesor de su homólogo estadounidense, Donald Trump, y señaló que ésta fue “en buenos términos”.

En la casa de Gómez también estuvieron el canciller Marcelo Ebrard y el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, John Creamer.

López Obrador indicó que abordó con Kushner temas de cooperación para el desarrollo y la posibilidad de firmar un acuerdo bilateral de inversión en México y Centroamérica por 10,000 millones de dólares, además de reafirmar el compromiso para la aprobación del Tratado comercial entre México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC).

Con respecto a éste, señaló que se mantiene el acuerdo de defender los términos del mismo.

“Ya lo que se logró consideramos fue bueno para los dos países, consideramos que fue un buen acuerdo”, abundó.

Lee también: Peña impone el Águila Azteca a Jared Kushner, yerno de Trump

El presidente adelantó que habrá encuentros permanentes con el gobierno estadounidense, pero sólo hasta que existan acuerdos específicos en materia de inversión podría viajar a ese país.

“Voy a salir del país si se trata de firmar acuerdos para que se logren inversiones para México, no voy a estar viajando sin sentido, no voy a hacer turismo político”, expresó.

Bernardo Gómez, el alfil político de Televisa

Horas antes de dejar el cargo a finales del año pasado, el excanciller Luis Videgaray afirmó que Jared Kusher había sido un personaje clave en la negociación exitosa del T-MEC; su labor se dio lejos de los reflectores y eso le dio gran efectividad, aseguró.

De nuevo, lejos de los reflectores, fuera de cualquier sede oficial de gobierno, el yerno de Trump tuvo su segundo encuentro con López Obrador –se conocieron el 13 de julio pasado en la casa de campaña del entonces virtual ganador de la elección presidencial–, pero el primero con una conversación extensa.

Así, ambos funcionarios cenaron en la casa de Bernardo Gómez, a quien el titular del Ejecutivo calificó como un “amigo en común”.

Él ha sido justamente el enlace de Televisa con el poder público en México. Gómez se unió a la empresa en 1998 y es miembro del Consejo de Administración desde 1999.

Antes de llegar a la copresidencia de la televisora más grande de habla hispana, Gómez fue el responsable de los contenidos de Noticieros Televisa y llevó las relaciones del grupo con los gobiernos federales, estatales y municipales del país, así como con partidos políticos, de acuerdo con información de la empresa.

De esta forma, Gómez fue el anfitrión de una cena que se prolongó hasta las 10 u 11 de la noche y que reunió al aliado más cercano de Enrique Peña Nieto en la Casa Blanca y al nuevo mandatario de México.

Con información de Notimex

No te pierdas:

Peña defiende la máxima condecoración para el yerno de Trump

 

Siguientes artículos

PES pierde su registro como partido, confirma Tribunal electoral
Por

El PES no alcanzó el 3% mínimo requerido en alguna de las elecciones federales, determinó el Tribunal electoral.