A todos nos impactan los cambios fiscales que implementó el Servicio de Administración Tributaria (SAT) este año; sobre todo, si tienes una Pyme, pues cambia desde la manera en la que emites y recibes una factura electrónica, hasta los procesos para declarar impuestos y realizar tu contabilidad electrónica.

Es muy común que las pequeñas y medianas empresas, así como algunos negocios del tipo de carpinterías, tiendas de abarrotes, etcétera, no lleven un control estricto de todas sus operaciones. Ahora, el SAT exige que captures toda la información acerca de las transacciones que realizas durante el día, emitas facturas electrónicas de tus operaciones e indiques el tipo, forma y plazos de pago pactado con tus clientes y proveedores.

Conoce el nuevo CFDI de Pagos

El SAT tiene la costumbre de revisar tus cuentas bancarias, personales o de negocio, para detectar cómo llegó ese dinero a tus manos y a quién se lo diste después. Esto es, saber si pagaste los impuestos correspondientes de todas las operaciones que realizas a diario.

PUBLICIDAD

Por eso, ahora te exige que emitas facturas electrónicas de todas las transacciones que se lleven a cabo en tu negocio, poniendo especial atención en aquellas que se pagan en plazos o en una fecha posterior a la compra o entrega de mercancía.

Aquí entra el rol del nuevo CFDI de Pagos, o comprobante de recepción de pagos; esta es una factura que detalla el costo total de un producto o servicio y el abono que recibes hasta que quede finiquitada la deuda; esto con el fin de tener un control preciso de la operación y evitar la duplicidad de ingresos o montos que queden “en el limbo”, sin su pago de impuestos correspondiente.

Domina “el lenguaje” del CFDI

Una de las virtudes de la nueva facturación electrónica es la estandarización de campos; como las nuevas plantillas, claves y catálogos, para capturar con una clave numérica universal la moneda, el tipo y forma de pago, y todos tus productos y servicios, entre otros.

Ahora bien, en tu factura te encontrarás con el campo de ClaveProdServ, esta es una clave de 8 dígitos que describe lo más preciso que se pueda la mercancía que estás facturando.  Para esto, el SAT implementó un catálogo de más de 52 mil registros para homologar lo que compras o vendes al realizar tus CFDI.

Con estas claves, tus CFDI estarán sujetos a normas de validación estrictas para garantizar que no haya errores en los datos de facturación y evitar las cancelaciones arbitrarias.

Ponte en manos expertas

Con estos cambios, lo que el SAT busca es evitar grietas en la ruta del dinero circulante (que se dan cuando no facturamos, no pedimos comprobantes y no pagamos impuestos) y aplicar las multas y sanciones correspondientes.

Por eso, te recomendamos ponerte en manos expertas y, si no puedes contratar a un contador de planta, instala un sistema que esté listo para todos estos cambios, sea fácil de utilizar y te ayude a cumplir con todas tus obligaciones fiscales.

Acercáte a CONTPAQi, PAC líder en facturación electrónica, que cuenta con los sistemas más actualizados en las nuevas disposiciones del SAT, y que te ayuda a agilizar la captura de información. Ponte en manos expertas y solicita una demostración sin costo en contpaqi.com/facturacion_electronica, llena nuestro formulario y navega nuestro ejemplo interactivo. O marca al 01 (33) 3818 0880.

Quizá te interesa: ¿Por qué me conviene adoptar desde ya la nueva facturación electrónica CFDI?

 

Siguientes artículos

Más kilómetros y menos emisiones: la ecuación verde de Chevrolet Volt
Por

General Motors sintetiza tecnología y diseño, a través del desarrollo de su auto eléctrico Chevrolet Volt, uno de los de...