A lo largo de nuestra vida laboral existe una realidad de la que poco hablamos pero que es una verdad contundente: tarde o temprano llegaremos a un nivel máximo de productividad para comenzar el descenso de nuestra calidad de vida.

Ya sea porque llegó la hora de jubilarnos o nuestra principal fuente de ingresos se agotó, el retiro se convierte en una prioridad inherente que pocos atendemos. Incluso algunos analistas estiman que la próxima gran crisis de jubilaciones está a la vuelta de la esquina. Pensar en cómo queremos pasar la última curva de nuestras vidas no sólo es prudente sino aconsejable.

Prevenir no sólo nos salva de vivir preocupaciones financieras, sino que nos acercará a un rango de mayor calidad para ti y tu familia. Muchos se preguntan por dónde empezar a invertir de forma estratégica en el retiro. Existen cinco pasos esenciales que te darán un panorama claro:

  1. Cerciórate de que tus gastos actuales no superan tus ingresos.
  2. No hagas gastos innecesarios.
  3. Planea cuándo y en qué planeas gastar tu dinero.Si sólo ahorras terminarás perdiendo.

En este tenor, existen cuatro preguntas clave en torno al destino de tu dinero para el retiro, las cuales debes hacerte para invertir de forma contundente con miras a tener el mejor futuro:

PUBLICIDAD
  • ¿Para qué utilizaré mi dinero?
  • ¿En cuánto tiempo haré uso de él?
  • ¿Qué instrumentos son los mejores para el tiempo en que lo tendré invertido?
  • ¿Quién me ofrece el tipo de instrumentos que necesito para mi estrategia de inversión?

¿Con quién te identificas más?

Para aclarar aún más el panorama, hagamos un breve ejercicio con dos personas de 45 años que poseen un millón quinientos mil pesos cada una actualmente, recursos que utilizarán para complementar su retiro planeado a los 65 años.

A ambas personas se les pregunta cómo esperan que su dinero crezca durante los próximos 20 años. La persona 1 no considera las preguntas anteriores, mientras que la 2, sí.

Este es el pensamiento de cada una de esas personas:

Persona 1.- “Siempre he creído que lo mejor es quedarse en un pagaré bancario o invertir en Cetes ya que de esta manera creo que tendré seguro mi dinero”.

Persona 2.- “Lo mejor es acercarme a una institución especializada en inversiones y, junto con un especialista, diseñar una Estrategia de Inversión”.

La diferencia entre ambas personas una vez llegado el momento de retirarse se percibirá de la siguiente manera:

Persona 1.- Al permanecer en instrumentos conservadores y no aprovechar su horizonte de inversión de 20 años, tiene:

A. Una tasa de rendimiento promedio anual de 2.11%.

B. Al cumplir 65 años el millón quinientos mil pesos se convirtió en poco más de 2 millones 200 mil pesos.

C. Con dicha cantidad a su jubilación, esa persona podrá gastar $20,000 mensuales durante 5 años y 1 mes antes de que desaparezca su ahorro.

Persona 2.- Al haber diseñado una estrategia de inversión diversificada que contempla sus objetivos y sus alcances de inversión, tiene:

A. Una tasa de rendimiento promedio anual de 6.15%.

B. Al cumplir 65 años, el millón 500 mil pesos se convirtió en poco más de 4 millones 900 mil pesos.

C. Con esa cantidad a su jubilación, esa persona podrá gastar 20,000 pesos mensuales durante 13 años y 8 meses antes de que desaparezca su inversión.

Al final, diversificar tu estrategia de inversión te permitirá complementar durante más años tu retiro, lo que se traducirá en una mejor calidad de vida durante más tiempo. Personalizar estos escenarios es vital para lograrlo. Puedes incluso saber cuánto dinero tendrás para disfrutar tu retiro dependiendo del objetivo, plazo e instrumentos en los que inviertas, a través de un simulador.

 

Siguientes artículos

¿Eres un gran inversionista? Más de lo que imaginas, descúbrelo
Por

Existen muchos consejos y mitos en torno a las inversiones exitosas, sin embargo son las buenas prácticas, constantes y...