Por Investing.com

Cabify empieza a ser rentable. Después de casi ocho años sobre el asfalto de las ciudades españolas y sudamericanas, la compañía dedicada a la movilidad urbana está a las puertas de obtener ganancias en un plazo de dos años. Fecha, además, a la que se ha propuesto pisar el parqué.

Porque, de momento, la salida a bolsa tendrá que esperar. Hace justo un año, Cabify explicaba que sus planes para pisar el parqué era un año. Doce meses después, la opción real de que cotice a corto plazo se ha esfumado y será, casi con toda probabilidad, en 2021 cuando comience a experimentar las sensaciones del rojo y del verde. Así lo ha confirmado Vicente Pascual, cofundador de Cabify, durante su comparecencia en el Curso de Verano de la APIE en Santander.

“La salida está en nuestra hoja de ruta, pero es un camino que se trazará en los próximos uno o dos años. Será cuando lo consideremos relevante y sea seguro”, ha explicado.

Estas palabras se enmarcan dentro de la delicada situación que viven tanto Lyft (NASDAQ:LYFT) como Uber (NYSE:UBER), que no han comenzado de la mejor manera. La primera de ellas se desploma más de un 18% mientras que su competidora ha podido salvar los muebles y crece un 5% debido a las últimas buenas sesiones.

Te puede interesar: Esto es lo que gasta un mexicano al año en transportes como Uber o Cabify

Dichas cifras, al cofundador de Cabify no le preocupan porque entiende que las situaciones son distintas. “Nosotros somos casi rentables y seremos rentables cuando debutemos en bolsa mientras que las empresas que se ha hablado obtienen pérdidas millonarias”, ha explicado. Este fundamento parece consistente para que sus títulos no pierdan fuelle durante los primeros meses.

Por otra parte, la compañía sigue buscando alternativas para financiarse. Cabify está abierta a recibir nuevas rondas de financiación. La última, una de 300 millones. “Dado el ritmo que crece la industria estamos en búsqueda de financiación. Lo hacemos desde 2011 hasta hoy y si conseguimos poder impulsar el negocio, lo aprovecharemos”, ha resaltado

Casi rentables

Por primera vez, Cabify se ha decidido a ofrecer sus números. La facturación se ha incrementado un 98% desde 72 millones de euros hasta los 144 millones.

Además, ha facilitado los datos del resultado de explotación, que se ha reducido de -29 millones hasta los -2.7 millones. “Estamos a nada de ser rentables y queremos ser rentables el año que viene”, ha sentenciado el cofundador de la compañía.

En cuanto a los gastos, Cabify asegura que la mayor parte se lo lleva el IVA sobre sueldos y salarios y se sitúa por encima de los “ocho millones de euros”. “Nuestro ingreso neto está por encima de los 20 millones y el 30% se nos va en impuestos”, ha dicho.

Precisamente, el dinero que da Cabify a las arcas del Estado es una de las cosas que más se le ha echado en cara desde el sector del Taxi y de algunos partidos políticos.

Lee también: El software que desarrolló una exdirectiva de Cabify para agilizar tu nómina

Conflicto del taxi

Como siempre que tiene oportunidad, Cabify ha vuelto a tender la mano al sector del taxi. “No tenemos ningún conflicto con ellos. De hecho, somos una plataforma que los abraza”. Vicente Pascual ha indicado que en Sudamérica tienen más viajes de usuarios con un taxista que con una persona que trabaja por su cuenta ya que tienen un acuerdo de colaboración y que integra ambas opciones.

También el directivo ha aseverado que Cabify no destruye empleo, es al revés. Desde 2011 hasta hoy hemos creado miles de puestos y reintegramos a gente al sistema laboral. Estoy orgulloso de ello.

 

Siguientes artículos

Wall Street abre en máximos de 6 semanas a la espera de Fed; BMV también gana
Por

La Bolsa Mexicana de Valores se beneficia de una ola de mayor apetito al riesgo; los mercados esperan la decisión de la...