“Un orgullo ver desfilar, después de 29 años, al Heroico Cuerpo de Bomberos”. Con ese mensaje, colocado en su cuenta de Twitter el 16 de septiembre de 2017, el entonces jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, presumió los camiones de bomberos que compró para la corporación, que dirigía el ex líder sindical, Ismael Figueroa, hoy investigado por la Fiscalía General de Justicia.

Te recomendamos:
Caros, sin operadores y con uso electoral: así es la flota de drones de la CDMX

Ocho meses antes del desfile militar, esos mismos camiones de Bomberos fueron presumidos en la explanada del Zócalo. Incluso se montó una exposición y se permitió a la ciudadanía tomarse foto a bordo de las unidades. Hacía años que la corporación no estrenaba nuevos vehículos de emergencia y el gobierno de Mancera pensó que era bueno celebrarlo.

Más de cuatro años después, el Cuerpo de Bomberos tiene varios de esos vehículos fuera de servicio por falta de refacciones y por un mal diseño que no cumplió con estándares de vehículos de emergencia. “Fueron comprados sin un diagnóstico, con una serie de cuestiones derivadas de la corrupción”, dice a Forbes México el director Operativo 2 de la corporación, Edgar Rosas.

De acuerdo con los contratos HCBDF/026/2015; HCBDF/028/2015 y HCBDF/026/2016, de los que este medio tiene copia, se compraron dos autoescala por 47 millones 794 mil 26.52 pesos; cinco carros bomba marca MAN por 31 millones 892 mil 174.06 pesos y 16 vehículos tipo cisterna de 20 mil litros de capacidad marca Scania por a 72 millones 753 mil 344 pesos, respectivamente. En total: 152 millones 439 mil 544.58 pesos.

Pese a tal cantidad de inversión, el jefe Rosas, como le dicen en la Estación de Bomberos Comandante Enrique Padilla Lupercio, donde tiene su oficina, uno de los autoescala se dañó de la canastilla y algunos de los vehículos Scania sufrieron deformaciones en su chasis y fisuras en la cisterna debido a que no estaba diseñados como vehículos de emergencia.

“Son camiones de bomberos que tenemos fuera de servicio. Fueron comprados sin un diagnóstico, sin una normatividad, sin una ficha técnica, con una serie de cuestiones derivadas de la corrupción. Un vehículo escala está fuera de servicio porque como no hubo capacitación en ese momento, los Bomberos lo desplegaron, golpearon la canastilla y se dañó el sensor”, dice Rosas Vázquez.

Señala que los vehículos Scania fueron diseñados con lineamientos de vehículos de transporte de pasajeros, no para emergencias. “Las cajas de transmisión deben ser EBS, que son las siglas de transmisión de vehículo de emergencia, están diseñadas para poder resistir aceleraciones y desaceleraciones de manera súbita”, misma que no tenían los que se compraron.

Camiones cisterna marca Scania. Foto: Especial

“En el 2016 se compran esos camiones, pero se compra un camión comercial, sin una transmisión específica. Compran el camión y le montan una cisterna de acero inoxidable sin ninguna normatividad (…) qué pasa con esos camiones, pues que cuando nos los traen empiezan a sufrir deformaciones en su estructura, empiezan a tener fisuras en su cisterna”, cuenta el jefe Rosas.

Para él solo hay una explicación al hecho de que los vehículos comprados en 2015 y 2016 hayan presentado ese tipo de daños: “tengo que decirlo, los Bomberos han pasado por una transición complicada, sobre todo en cuestiones del Sindicato y corrupción”.

También lee:
Acusada de abuso de confianza, empresa que vendió drones caros a SSC

Para revertir ese tipo de compras fallidas, explica que la nueva política de compras adoptada por el Heroico Cuerpo de Bomberos es primero revisar los productos de los proveedores y pedirlos prestados para que el personal operativo los pruebe en situaciones reales de emergencia, de manera que se pueda medir su eficiencia.

De hecho, este martes el Cuerpo de Bomberos publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México la licitación pública nacional número 001-2021, para la compra de: 30 vehículos multipropósito con sistema de extinción de incendios; cuatro vehículos tipo cisterna de cinco mil litros de capacidad con bomba independiente.

Además seis vehículos tipo cisterna de 10 mil litros de capacidad con bomba independiente de aplicación contra incendios y cinco vehículos con manipulador telescópico giratorio para trabajos y operaciones de rescate en altura. El fallo de la licitación se dará a conocer el próximo 14 de mayo, poco más de cuatro años después de que se presumieran los nuevos camiones de Bomberos en el Zócalo, mismos que resultaron poco útiles y para los que se invirtieron más de 150 millones de pesos.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Vacuna Pfizer protege más de 95% contra el Covid-19: 'The Lancet'
25% de vacunados con Pfizer o AstraZeneca presenta efectos secundarios leves: estudio
Por

Resultados de un estudio que analiza más de medio millón de vacunados en el Reino Unido con las dos dosis de Pfizer y la...