Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dará arranque, de manera simbólica, al inicio de las obras de la construcción de un aeropuerto comercial en la base militar de Santa Lucía, Estado de México, un proyecto llamado Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL).

La semana pasada, el propio AMLO hizo el anuncio durante la inauguración de la Feria Aeroespacial FAMEX 2019, realizada en la base de Santa Lucía.

“Adelanto, porque mi pecho no es bodega y siempre digo lo que pienso, que el lunes próximo vamos a iniciar ya la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México”.

Aquí te presentamos 5 puntos que alimentan la polémica ante la cancelación por parte de la administración actual del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, y la decisión de crear un sistema metropolitano con Santa Lucía, Toluca y el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez (AICM).

1. Sedena constructora

López Obrador y su titular de Comunicaciones y Transportes aseguran que la obra de Santa Lucía será responsabilidad de la Secretaría de la Defensa Nacional. Sin embargo, los antecedentes de la Sedena en un proyecto de tal envergadura no son nada buenos. Como lo señaló la Auditoría Superior de la Federación, hubo irregularidades en la construcción de la barda perimetral del NAIM en Texcoco, a cargo de la Sedena. De acuerdo a la ASF, las pérdidas para la hacienda pública fueron por más de 100 millones de pesos.

Asimismo, en el análisis de la Cuenta Pública del gobierno federal para 2017, la ASF reveló que la dependencia no contó con la capacidad “técnica, material y humana para ejecutar de manera directa la obra”.

Auditoría revela daño financiero e incapacidad técnica de Sedena en barda del NAIM

2. Sedena operadora

Además de encargar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía a Sedena, AMLO también ha dicho que la dependencia militar será responsable de operar la instalación civil y comercial. Si bien se ha dicho que esto se realizará bajo los estándares de la SCT, lo cierto es que esta decisión ha traído la crítica y cuestionamientos de diversas entidades internacionales.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), ha cuestionado el que los militares se involucren en la operación de un aeropuerto comercial. Alexandre de Juniac, Director General y CEO de la IATA, dijo en febrero que esa situación “es una anomalía que no se ve usualmente en los aeropuertos comerciales”. Asimismo, el representante de la industria global, dijo que un aeropuerto civil y comercial se debe manejar de manera muy distinta a la de un militar. En consecuencia, se avistan conflictos porque el gobierno federal busca que Sedena mantenga operaciones militares en Santa Lucía.

Aeropuerto de Santa Lucía será operado por Sedena, con normas de la SCT

3. Acto simbólico, no hay programa ni planes completos

La puesta de la primera piedra va a ser un acto meramente simbólico. Así lo reconoció el titular de SCT, Javier Jiménez Espriú. Esto se debe a que las obras no pueden arrancar formalmente pues no existe el plan completo para la construcción del aeropuerto civil en la base militar. El funcionario dijo la semana pasada que este lunes “se explicará” la manera en que el gobierno federal se encuentra desarrollando el Plan Maestro del aeropuerto, pero aceptó que falta mucho por diseñar: temas como la consulta previa que anunció el gobierno,

Otros elementos que faltan por concluir, dijo Jiménez Espriú, son los estudios de impacto ambiental, de análisis geológico, del espacio aéreo, etcétera, los cuales, dijo “están en proceso”.

4. No volaremos desde dos aeropuertos

Entre los mayores opositores al proyecto de un aeropuerto comercial en la base militar de Santa Lucía y un sistema metropolitano repartido en CDMX y Estado de México se encuentran los ejecutivos de las aerolíneas.

Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, lo dejó claro hace un par de meses cuando dijo en una llamada con analistas que la empresa no operará en dos aeropuertos (AICM y Toluca) debido al plan de negocios de la empresa.

“Nunca operaremos algunos vuelos desde el aeropuerto A y otros desde el aeropuerto B porque necesitamos tener todos nuestros aviones en el mismo espacio”, dijo Conesa.

Por su parte, Enrique Beltranena, director general de Volaris, dijo que regresar operaciones al Aeropuerto Internacional de Toluca, su lugar primario de vuelos, por cierto, no tiene sentido económicamente hablando para la empresa. Volar desde Toluca, dijo, generaría costos adicionales para la aerolínea de bajo costo.

En tanto, Interjet ha señalado que se mantiene optimista y que volará desde donde tenga que hacerlo. La empresa es de las pocas de relevancia que mantiene operaciones en Toluca y AICM, por lo que no mira con malos ojos hacerlo también de Santa Lucía, según Julio Gamero, director ejecutivo comercial.

 

«Somos optimistas y vamos a volar donde tengamos que volar»: Interjet

5. Sobrecosto, antes de iniciar la construcción

Todavía no se pone la primera piedra, si bien simbólica, y ya el proyecto en Santa Lucía tuvo un primer incremento de costo por elementos no contemplados en el proyecto original presentado por Grupo Riobóo.

La obra, de acuerdo con las autoridades, será 11.7% más caro, pues sus costos pasaron de 70,342 millones de pesos a a 78,557 millones, porque se tienen que comprar más terrenos de lo que se había estimado.

Esto porque no se había tomado en cuenta que en las inmediaciones de la zona está el Cerro Paula, que de hecho es adyacente a la pista 1, que, por lo tanto, quedará sólo de uso militar y se tendrá que compensar con la construcción de otra para operaciones comerciales.

El viernes 26 de abril en su conferencia de prensa mañanera, AMLO fue cuestionado al respecto y dijo: “Se están haciendo los ajustes. Lo que se tiene que tomar en cuenta es que no hay corrupción, no hay fines de lucro y deben estarse haciendo los presupuestos más apegados a la realidad, antes eran anteproyectos”.

Aumentan costos para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía

 

 

Siguientes artículos

Inquieta contenido de acuerdos comerciales a productores de leche
Por

En más de 150,000 pequeños y medianos productores de leche hay inquietud porque desconocen el marco general y particular...