Es cierto que el mercado asiático, sobre todo el chino, sigue siendo líder en materia de precios —pero sólo en ese renglón—. Los consumidores son más exigentes y han descubierto que existen otras opciones, como Colombia.

 

Por Dayana Rivas

 

PUBLICIDAD

Más de medio millón de dólares en ventas cerradas fue el resultado de dos días de encuentros entre 74 compradores y 61 exportadores del sector construcción. La cita se dio en la ciudad de Panamá amediados de año.

Empresarios de Costa Rica, Guatemala, El Salvador y del país sede atendieron el llamado de los proveedores colombianos, quienes llegaron a la capital panameña para mostrar los distintos insumos utilizados en este rubro a través de la V Rueda de Negocios de Materiales de Construcción y Acabados, organizada por Proexport Colombia.

Además de los 560,000 dólares captados por los exportadores, hubieron 48.3 mdd en expectativas. Esta cifra supera casi al doble de lo logrado en la rueda del año 2013, que fue de 27 mdd. Para María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport Colombia, éste es el principal indicador del creciente interés de los importadores centroamericanos por los productos colombianos.

Durante esa reunión se evidenció que los países de esta región ya son un mercado natural para los vendedores de la nación sudamericana. Federico Suárez, vicepresidente ejecutivo de Grupo Suárez (empresa panameña que construye viviendas y edificios), lo confirma: “En efecto, existe una gran cantidad de productos de construcción de Colombia en Panamá. La calidad de los productos y su precio competitivo son los principales factores que los hacen de preferencia”.

Otro factor que hace a Panamá un fiel consumidor de los materiales del país sudamericano es la cercanía con el istmo, tomando en cuenta que esto es determinante para el costo de fletes, matiza Suárez. Cabe destacar que cada sector centroamericano tiene sus propias demandas y particularidades, por lo que hay espacio para diversas ramas en producción de materiales de construcción, explica Patricia Rivera, de la empresa

Abrasivos de Colombia. Incluso, con el paso del tiempo la construcción va evolucionando en cada región, por lo que siempre hay oportunidad de comercializar un nuevo producto. De eso da testimonio Ana Milena Arias, de Top Tec Tecnología en Cubrimiento, empresa de Manizales que lleva 15 años exportando a Panamá productos como tejas de fibrocemento para cubiertas de techos. “En esta ocasión identificamos tres nuevos distribuidores, con los cuales vamos a empezar a trabajar una línea que no estábamos exportando”, asegura.

Es cierto que el mercado asiático, sobre todo el chino, sigue siendo líder en materia de precios —pero sólo en ese renglón—. Los consumidores son más exigentes y han descubierto que existen otras opciones.

 

Siguientes artículos

La música que marca la pauta de la economía urbana
Por

Si los músicos están viviendo en la precariedad, al resto de la sociedad no le puede ir mucho mejor. Ahí hay un reto par...