Es posible con 7 acciones que te darán las herramientas para lograr la transformación que requiere tu negocio a fin de incrementar su rentabilidad e incursionar en nuevos mercados.

 

Por Damián Fuentes

En la actualidad, el reto que tienen las organizaciones es transformarse para privilegiar de manera contundente a su talento humano y promover la productividad del mismo para incrementar la rentabilidad del negocio.

PUBLICIDAD

Para ello se requiere plantear algunas preguntas sobre lo que hacemos como empresas: ¿qué gran problema estamos resolviendo?, ¿cuál es el valor agregado que estamos generando?, ¿tiene la empresa procesos de negocio? y, la principal, ¿contamos con una plataforma para gestionar procesos de negocio?

Para responderlas, y bajo la nueva era tecnológica, es imprescindible tener un enfoque en las tendencias globales que definen los modelos de negocio, el pensamiento sistémico en el diseño de estrategia y tener la visión de cómo transformarse a través del liderazgo en la innovación.

Las organizaciones deben observar la innovación más allá de su concepción tecnológica, debe ser aplicada y representar el inicio de una actividad económica significante, enfocarse en nuevas maneras de organizar, administrar y operar, con el objetivo de descubrir nuevos mercados.

 

La transformación no es parte de la estrategia, es la estrategia

Para llevar a cabo una transformación en los negocios es fundamental considerar las siguientes prácticas para ser capaces de lograr un control efectivo del avance de la transformación:

  1. Construir claramente la visión del cambio, identificando las estrategias fundamentales que van a direccionar la transformación.
  2. Visualizar cómo el cambio impactará en la organización e integrar aspectos como la comunicación, así como estrategias para superar la resistencia al cambio e involucrar a las personas.
  3. Asegurar la orientación continua al mercado.
  4. Los líderes deben estar plenamente convencidos de la necesidad de la transformación, direccionar el cambio y trasladar la visión (se tienen que preguntar también si se dispone de los líderes adecuados o tenemos que cambiar alguno de ellos).
  5. Evaluar la implementación de un centro de excelencia en procesos para probar, comunicar, administrar y trasladar los cambios.
  6. Identificar y gestionar los riesgos, que pueden impactar en los resultados.
  7. Es necesario trabajar adecuadamente con el concepto de “prueba y error”, que sirve para experimentar, adaptar y redireccionar el cambio en función de los resultados que se van obteniendo respecto a lo proyectado, y generar una visión positiva e impulsar el proceso de transformación.

Una vez que se tiene claridad respecto adónde se quiere llegar, hay que considerar múltiples aspectos a gestionar, tales como los financieros, organizativos, jurídicos, procesos de negocio, tecnológicos y temporales (plazos), entre otros muchos.

Estos elementos, que deben ser considerados en conjunto, también deben estar equilibrados, con completa visibilidad y claramente dimensionados de las iniciativas planteadas, con el fin de poder detectar desviaciones de manera temprana y poder hacer los ajustes necesarios en nuestro proceso de transformación.

 

Damián Fuentes es CEO en Emersys de México.

 

Contacto:

Twitter: @emersysmx

Facebook: emersys

Página web: emersys

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

5 lecciones para startups de la Aceleradora del Año
Por

¿Estás planeando abrir tu propia compañía? Éstos son los consejos que le dieron los expertos a un joven emprendedor....