Es posible que las entregas del nuevo C8 Corvette hayan comenzado a cuentagotas, no obstante los entusiastas del nuevo bólido de Chevrolet en Detroit ya han conseguido uno.

Aunque desafortunadamente, ahora no pueden conducirlo ya que alguien “tomó” sus cuatro ruedas.

En horas de ayer por la mañana, Car and Driver publicó dos fotos por demás angustiantes de un C8 negro, apoyado tristemente en dos bloques de hormigón con su parte trasera sobre el pavimento.

La lamentable vista, capturada por un fotógrafo anónimo en una calle cubierta de nieve en el vecindario West Village de la mencionada ciudad, ganó total relevancia por Twitter.

Lo más extraño es que el automóvil no esté equipado con birlos de bloqueos en las ruedas.

Pero ese no es el único revés que han sufrido los Corvettes en los últimos meses. En agosto, un Stingray de preproducción naufragó en una carretera de montaña en el centro de California.

Luego, a principios de este mes, dos ingenieros de General Motors fueron arrestados y sus nuevos Corvettes fueron incautados después de que la policía local los interceptara corriendo en la calle.

Lo que sí es de destacar es que las ruedas del nuevo C8 pueden llegar a costar hasta casi 3,000 dólares cada una.

Lee también: Foxconn, el ensamblador del iPhone, ahora quiere fabricar autos eléctricos con Fiat Chrysler

 

Siguientes artículos

Raul-Jimenez
Raúl Jiménez, la estrella del proyecto multimillonario chino en la Premier League
Por

El Wolverhampton, equipo en el que milita Raúl Jiménez, es parte de un conglomerado chino que apuesta a llevar al club a...