Reuters.- Estados Unidos no tendrá como prioridad federal el deportar a inmigrantes que hayan ingresado ilegalmente al país cuando eran niños, incluso si los legisladores no aprueban un programa para protegerlos, dijo la jefa del Departamento de Seguridad Nacional.

En una entrevista con CBS News antes de una audiencia ante el Congreso, Kirstjen Nielsen argumentó que mientras los llamados dreamers estén registrados ante las autoridades federales no serán una prioridad, pese a que el presidente Donald Trump manifestó que cancelaría el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés).

“No será una prioridad para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas”, sostuvo Nielsen. “Si usted es un DACA que cumple con su registro, lo que significa que no ha cometido un crimen y está registrado, no será una prioridad para el Servicio si el programa termina”, agregó.

Aunque autoridades federales han dicho que no se enfocarán en los dreamers, Trump ha expandido significativamente las categorías de personas que pueden ser prioritarias para deportación mientras abogados de inmigrantes dicen que los beneficiarios del DACA que pierdan su estatus están en riesgo.

PUBLICIDAD

Lee también: Senado de EU debatirá iniciativa sobre dreamers en enero

 

Los comentarios de Nielsen tuvieron lugar en momentos en que Trump y legisladores negocian un acuerdo migratorio y tras controvertidas declaraciones que formuló Trump en una reciente reunión en la Casa Blanca.

En la audiencia ante el Senado, Nielsen sostuvo que no recuerda haber escuchado que Trump se refiriera a Haití y a naciones africanas como “países de mierda”.

“La conversación fue muy apasionada. No niego que el presidente usara palabras duras”, agregó. Varias personas que participaron de la reunión también usaron expresiones fuertes.

 

Siguientes artículos

Ronaldinho, la “sonrisa” del futbol, se retira
Por

El astro brasileño no volverá a jugar al futbol profesional, pero pretende despedirse a lo grande con una gira y un part...