Reuters.- Canadá, Estados Unidos y México se alistan a cerrar este martes la quinta ronda de conversaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con grandes diferencias por resolver, lo que arroja dudas sobre si se podrá llegar a un acuerdo para fines de marzo de 2018, según lo planeado.

Las repetidas amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el TLCAN si no logra ser rediseñado a favor de su país, han inquietado a los mercados.

Canadá y México han objetado una serie de demandas que Estados Unidos reveló durante la cuarta ronda el mes pasado, en Washington, y las tres naciones han hecho pocos progresos en la cita de Ciudad de México.

“Sigue habiendo diferencias significativas en algunas áreas clave (…) estas son propuestas que simplemente no podemos aceptar”, dijo este martes a periodistas la canciller canadiense, Chrystia Freeland, en Ottawa.

PUBLICIDAD

México y Canadá han protestado contra la demanda de Estados Unidos para elevar el umbral mínimo del contenido regional en los vehículos de 62.5% a 85%.

Lee también: Cierre de quinta ronda seguirá marcado por demanda automotriz

El Gobierno de Trump, además, quiere que el 50% del contenido de todos los automóviles fabricados en Norteamérica provenga de su país.

La propuesta es el centro de Trump para volver a traer empleos de manufactura a Estados Unidos, aunque enfrenta una fuerte resistencia de la industria automotriz, que cuestiona su viabilidad.

Funcionarios mexicanos y canadienses han dicho que quieren que Estados Unidos explique cómo podría prosperar su plan automotor y han reiterado que no responderán con una contrapropuesta.

Las autoridades esperan hacer anuncios que puedan inyectar impulso a la renegociación mientras que algunos sectores lo ven cuesta arriba.

 

Se quedan temas pendientes

México propuso el martes formalmente que el acuerdo pueda ser revisado cada cinco años, en lugar de rescindirlo automáticamente si no se renegocia, como lo ha exigido Washington, dijeron tres funcionarios mexicanos.

Y aunque algunos funcionarios mexicanos expresaron al inicio de la ronda que esperaban se cerraran algunos capítulos como el de telecomunicaciones y el comercio electrónico, el principal negociador mexicano, Ken Smith, dijo a periodistas este martes que no sería así y que hay temas álgidos.

“No hay tensión. Hay temas difíciles que no se van a resolver en esta ronda, van a quedar para siguientes reuniones que vamos a tener”, dijo.

Las expectativas de cualquier avance importante en la quinta ronda se redujeron cuando las tres partes anunciaron la semana pasada que los ministros a cargo de la cartera comercial del TLCAN no asistirían.

Los tres países habían acordado continuar negociando hasta fines de marzo, cuando comienza la campaña para las elecciones presidenciales mexicanas de 2018.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-tipo-de-cambio
Peso y BMV tienen cierre positivo ante quinta ronda del TLCAN
Por

La moneda mexicana se apreció a su mejor nivel en un mes y la bolsa superó la barrera psicológica de los 48,000 puntos....