Londres, Inglaterra.- La mayoría de las empresas fintech en el mundo nacen con el objetivo de dar solución a un problema específico del sector financiero, lo resuelven y se posicionan, sin embargo, cuando llega la hora de convertirse en compañías escalables, es decir, con potencial de desarrollo, las cosas se vuelven complejas para ellas.

Esto sucede debido a que únicamente basan su trabajo en una o dos soluciones, que si bien son atractivas para su mercado en un comienzo, no tienen la capacidad de empujar a que las compañías tengan un verdadero despegue.

Así lo asegura Lance Uggla, fundador de la compañía IHS Markit, unicornio inglés del sector fintech nacido en 2003 y especializado en información de instrumentos financieros.

De acuerdo con el empresario, la estrategia de crecimiento para las fintech debe estar sustentada en la planeación y desarrollo de un catálogo de productos que les permita no sólo atacar al mercado que ya tienen cautivo, sino también a otros que puedan ser seducidos por todas sus actividades.

PUBLICIDAD

“Nosotros siempre tuvimos un producto estrella que nos impulsaba, sin embargo, nunca abandonamos el deseo de crear más soluciones, por lo que la mayoría de las ganancias que íbamos consiguiendo las reinvertiamos en la creación de nuevos productos”, dice Uggla.

Durante su participación en el Innovate Finance Global Summit, indicó que para poder dar tiros más certeros en cuanto a sus nuevos productos, la empresa hizo un seguimiento a la data generada por usuarios objetivo para ellos, que les sirvió para ubicar necesidades existentes.

“El big data nos dio la oportunidad de aprovechar información clave que teníamos entre manos, y que ayudó a decidir qué soluciones nuevas extras podrían ser valiosas para las personas y cuáles no”, afirma.

Equipo de trabajo, la base

Por otro lado, el fundador de la compañía que registró ingresos por 945 millones de dólares (mdd) en el cuarto trimestre de 2017, pidió a las startups no sólo fintech sino de cualquier tipo, preocuparse más por armar equipos de trabajo balanceados en conocimiento.

“Las verdaderas ventajas competitivas para las empresas no tienen que ver con nuevas tecnologías, sino con los equipos de trabajo, ellos son quienes al final de cuenta pueden revolucionar la manera de hacer las cosas”, concluye.

 

Siguientes artículos

facebook
Europa investigará uso indebido de datos de usuarios de Facebook
Por

La caída de 4% de las acciones de Facebook destruiría alrededor de 21,500 mdd en valor de mercado de la compañía, de 538...