Reuters.- Datos sobre la economía alemana más débiles a lo esperado afectaban al euro frente al dólar este lunes, mientras los inversionistas deshacían posiciones cortas en el billete verde que se basaban en presunciones de que el Banco Central Europeo estaba cerca de eliminar sus estímulos.

Las ventas minoristas mensuales de Alemania cayeron inesperadamente en marzo. Datos regionales mostraron que la inflación anual en cuatro estados alemanes se mantuvo estable en abril.

“Se suma a la reciente serie de datos más débiles de la zona euro y realmente remarca el hecho de que el BCE puede costear el ser un poco paciente en términos de incrementar su retórica de línea dura en lo que respecta a su política de alivio cuantitativo”, dijo Bipan Rai, director de estrategia cambiaria de CIBC Capital Markets, en Toronto.

El índice dólar subía un 0.37%, a 91.874, pero se mantenía debajo del máximo de 91.986 del viernes, su nivel más alto desde el 11 de enero.

PUBLICIDAD

La semana pasada, el dólar anotó su mayor avance semanal en más de dos meses. El euro se depreciaba un 0.44%, a 1.2075 dólares, no lejos de sus mínimos de tres meses de 1.2110 dólares que tocó la semana pasada.

Datos divulgados el lunes mostraron que los precios al consumidor en Estados Unidos se aceleraron en el año a marzo y que la medición de inflación subyacente subió a cerca de la meta de 2% de la Reserva Federal.

No se prevé que la Fed eleve las tasas de interés cuando concluya su reunión de dos días el miércoles, aunque los inversionistas estarán pendientes de indicios sobre un eventual incremento de los tipos en junio.

Los inversionistas también están a la espera del reporte de empleo no agrícola correspondiente a abril, que será publicado el viernes, por nuevas pistas sobre la fortaleza de la economía estadounidense.

 

Siguientes artículos

bolsas-bmv
Acciones de FEMSA impulsan a la BMV en apertura
Por

El referencial índice accionario S&P/BMV IPC avanzaba un 0.28%; mientras los títulos del minorista y embotellador avanza...