Por Santiago Sicard H.*

En los últimos años los mercados de valores en varios países de Centroamérica y del Caribe han visto el surgimiento de nuevas e interesantes alternativas de inversión y de financiación, entre ellas fondos de inversión. Sin embargo, todavía no es de común conocimiento los beneficios que estos instrumentos representan para los inversionistas y para la economía del país en general.

En República Dominicana el desarrollo de los fondos de inversión ha sido formidable. Apenas hace cinco años aparecía en el país el primer fondo con cerca de 50 inversionistas y un valor de 40,000 millones de dólares (mdd). Hoy en día existen 29 en el mercado dominicano que administran alrededor de 681 mdd, lo que beneficia a más de 15,000 cuentas activas de inversionistas, financiando deuda pública, deuda privada y proyectos de diversa índole.

Las ventajas favorecen sin hacer discriminación alguna a todos aquellos que los usan: personas físicas y jurídicas, grandes y pequeños inversionistas, expertos y principiantes.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en el caso de las inversiones son las personas jurídicas quienes por sus condiciones tributarias en República Dominicana pueden sacar la mayor ventaja de estos instrumentos, mientras que en el caso de quienes requieren financiación son los proyectos inmobiliarios y de desarrollo los que resultan más beneficiados. Curiosamente ni las empresas que tienen excedentes para invertir, ni los proyectos que requieren financiación, han acudido masivamente a los fondos de inversión. Los principales beneficios para los que invierten en esta modalidad son:

  • Asegurar la gestión profesional: conocer las oportunidades del momento, prever los cambios que se avecinan y actuar con eficiencia sobre las inversiones, sólo es posible mediante un constante monitoreo y dedicación. Los fondos de inversión tienen un equipo de expertos que dedica el 100% de su tiempo a hacer esto por los inversionistas.
  • Diversificar: contar con especialistas que, según la relación riesgo-rentabilidad que se quiere asumir, seleccionan diversos activos para invertir y generar tranquilidad y confianza. La inversión colectiva permite un mayor volumen de recursos para comprar más y diferentes activos, lo que evita concentración y reduce el riesgo asumido.
  • Mejor asesoría e información: el dinámico entorno actual exige el adecuado análisis de información. Los fondos de inversión tienen un grupo de profesionales que día a día siguen los mercados y, de acuerdo con las necesidades y objetivos del inversionista, ofrecen la asesoría e información más relevante y veraz.
  • Tener mayor acceso. Los fondos de inversión dan acceso a invertir en oportunidades que usualmente son exclusivas para grandes capitales, debido a que la suma de los recursos de muchos inversionistas (grandes y pequeños) se acumula creando un gran capital para invertir.
  • Optimizar rentabilidad. Tres características de los fondos: Primero, grandes montos administrados dan mayor poder de negociación para conseguir mejores condiciones; segundo, economías de escala que reducen costos de transacción; y tercero, los fondos invierten un porcentaje de los recursos a plazos mayores, para conseguir mayor rentabilidad sin afectar la disponibilidad ofrecida y la liquidez requerida por los inversionistas.
  • Régimen fiscal favorable. Al invertir a través de fondos se fomenta el desarrollo económico, por eso el gobierno otorga beneficios tributarios, como que los rendimientos generados exclusivamente pagan impuestos al momento en que se retiran del fondo y lo hacen a manera de pago único y definitivo del 10% sobre las utilidades percibidas por estas inversiones. Es decir, si su empresa invierte 100 dólares en un fondo de inversión y al finalizar el año su cuenta reporta un saldo de 120 dólares, dados los beneficios contabilizados, en ese año su empresa no pagará impuestos por esta utilidad de 20 dólares sino que lo hará en el momento en que retire dichos beneficios del fondo, caso en el cual pagará exclusivamente 2 dólares (el 10% del beneficio retirado) en lugar de pagar alrededor de 5.4 dólares, equivalentes a la tasa impositiva que grava las utilidades de las empresas en República Dominicana.

*Presidente de la Asociación Dominicana de Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La SCJN abre la posibilidad de que pagues tu app de taxi con ‘cash’
Por

La Suprema Corte se pronunció en contra de una ley de movilidad de Colima que prohibía el pago en efectivo en las apps d...