Todo director tiene un actor fetiche, uno en el cual confía para que le acompañe en la mayoría de sus películas. Scorsese tiene a Leonardo DiCaprio, Pedro Almodóvar tiene a Penélope Cruz y Christopher Nolan a Christian Bale. Guillermo del Toro tiene a Doug Jones.

Muchos quizá no lo identifiquen en una foto, pero si les mostraran imágenes de ‘El Fauno’, ‘Amphibian Man’ o ‘Abe Sapien’ es probable que le encuentren un aire familiar. Todos esos personajes fueron interpretados por Doug Jones, el monstruo de las 1,000 caras para el director mexicano.

Este actor nacido en Indiana es el que más monstruos ha interpretado en su carrera, desde Buffy, la cazavampiros, The Flash o Arrow; pero también ha participado en seis de las diez películas que Del Toro ha dirigido.

La relación entre actor y director comenzó en 1997, cuando el de Jalisco estaba buscando un actor que cumpliera los requisitos para interpretar a ‘Long John’, un híbrido entre termita y mantis religiosa, en su película Mimic.

PUBLICIDAD

Fue gracias a un miembro de la producción de dicha cinta quien los presentó, cuando el director no encontraba a nadie para el papel y a partir de ahí comenzó una relación que ha durado 21 años y que este 2018 con “Shape of Water” (La forma del agua), el actor es protagonista principal en la cinta por la que Del Toro se llevó el Globo de Oro a mejor director.

Lee: Guillermo del Toro se lleva el Globo de Oro como mejor director

Fue en 2004, siete años y dos películas del mexicano después, cuando volvieron a unir fuerzas en una nueva película. Esta vez el papel interpretado por Jones fue el de ‘Abe Sapien’ en Hellboy, donde interpretaba a un anfibio de corte intelectual, amante de la música clásica y los libros, y el único amigo de poco convencional héroe rojo.

Dos años después llegó El Laberinto del Fauno, una de las películas más reconocidas del mexicano, donde Jones interpreta a dos personajes: el Fauno y el Hombre Pálido.

En la segunda película de “Hellboy” la carga laboral del actor se incrementó: interpretó de nuevo a ‘Abe Sapien’, pero también a ‘Chamberlain’ y al ‘Ángel de la Muerte’. Esto demuestra la versatilidad del actor de 57 años.

En 2015, Del Toro estrenaba Crimson Peak, donde de nuevo contó con la presencia de Jones para interpretar a los monstruos que tenía en la cabeza. Fue la primera vez desde que trabajan juntos que el actor interpretaba un papel femenino con el mexicano. En este largometraje Jones fue el fantasma de la mamá de Edith y la señora Sharpe.

Y también su último trabajo, The Shape of Water, contó con Doug Jones para interpretar a un monstruo, esta vez el papel de protagonista lo tiene con ‘Amphibian Man’.

Gracias a sus 192 centímetros de estatura, su preparación como mimo, su control del contorsionismo y facilidad a la hora de expresar sin necesidad de palabras, Doug Jones es el monstruo de las 1,000 caras de Del Toro y de Hollywood.

Lee también: Videojuegos, el otro lado creativo de Guillermo del Toro

 

Siguientes artículos

Registran sismo de 6.3 en Golfo de California; no se reportan daños
Por

El SSN reportó que la magnitud del movimiento fue de 6.3 y que el epicentro se ubicó a 76 kms. al noreste de Loreto, BCS...