El pasado 28 de julio, el presidente Nicolás Maduro afirmó que “decir que en Venezuela la gasolina se regala es poco, pagamos por echarla. Aquí la gasolina no vale nada. Pero decir eso es mentira, sí vale mucho, la paga el Estado”.

Dos semanas después, Maduro anunció que los precios de la gasolina en dicho país serán elevados a los niveles del mercado internacional para resolver las distorsiones que provoca.

El precio promedio de un galón de gasolina es de 3.70 dólares, mientras que en Venezuela es de 0.0000012 dólares, de acuerdo con el sitio web Global PetrolPrices, por lo que es muy barata a diferencia de México donde un litro cuesta alrededor de un dólar. Por litro, el precio actual de la gasolina de 91 octanos es de un bolívar fuerte y la de 95 octanos seis bolívares fuertes.

Analistas consultados por Forbes México coinciden que esta medida generará un mayor deterioro de la economía, debido a que afectará aún más a las familias. Además de que la inflación seguirá al alza.

PUBLICIDAD

Puedes leer: Estos son los estragos que está dejando la crisis en Nicaragua

El analista económico, Ernesto Bazán, considera que la subida en los precios de las gasolinas tiene una connotación económica, ya que las finanzas de Venezuela están deterioradas.

En el contexto de una economía deteriorada, esta medida significa un gran golpe para las familias debido a que la inflación afecta el poder adquisitivo de las familias, además puede haber una escasez mayor de alimentos debido a que los costos de traslado de productos aumentarán.

La inflación en Venezuela llegó a un 82,766% en los últimos 12 meses hasta julio, luego de que los precios más que se duplicaron en el mes, según datos publicados el lunes por el Congreso dominado por la oposición. Según el Congreso, en julio los precios al consumidor subieron 125%, lo que sin embargo estuvo por debajo de la variación mensual de un 128.4% de junio.

A pesar de que esta medida puede apoyar a las finanzas públicas del país sudamericano, el internacionalista Rodrigo Salazar considera que está medida difícilmente ayudará a las arcas del gobierno debido a que su economía se encuentra en un constante deterioro.

“La economía de Venezuela es un desastre, por lo que para arreglarla se necesitan medidas drásticas. El gobierno de Maduro está esperando a que suban los precios del petróleo, éste ha subido, sin embargo, la economía ha empeorado”, puntualiza.

 

Siguientes artículos

Actividad económica de Costa Rica crece 3.6% en primer semestre
Por

Junio fue el mes en que el sector de construcción se recuperó ya que registró una variación de 13.5%, después de 10 mese...