Comprar útiles escolares buenos y a un precio accesible se ha vuelto todo un desafío.

El costo varía dependiendo del lugar donde los adquieres y el tipo de producto que buscas. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un estudio en el que comparó distintos modelos de una lista de 17 artículos escolares básicos contra la misma cantidad de artículos semejantes, pero con algunas características añadidas.

La diferencia de precios fue del 27% hasta el 565%, entre los artículos más caros y los más baratos. Si hablamos de dinero, la lista con los útiles más económicos cuesta en promedio 442.26 pesos y la lista con artículos más costosos es de 1,083.59 pesos, es decir, hay una diferencia de casi 144% entre ambas, aquí está el punto a debatir: ¿por qué se disparan tanto los precios?, ¿deberíamos comprar la lista más barata?, permíteme orientarte para saber qué decidir.

Compara precios

PUBLICIDAD

Quizá este paso suene muy obvio, pero esto es indispensable cuando de comprar se trata. Identifica en qué lugar el producto que buscas tiene un precio más bajo. ¡Mucho ojo aquí!, encontrar las cosas más baratas no es lo mismo que comprar un producto similar por un precio menor, pero este tema lo veremos más adelante.

Algunas tiendas cuentan con ofertas especiales en ciertas fechas o si pagas con métodos específicos. Mantente atento de las promociones y así ahorrarás más dinero.

Identifica qué producto necesitas

Si bien la mayoría de los productos escolares tienen la misma función independientemente de su precio, cada característica agregada u omitida tiene una razón. Si vas a comprar herramientas escolares para un niño de primaria, seguramente no vale la pena gastar en un bolígrafo caro de punto fino, pues además de no ser el ideal para niños pequeños, alguien de esta edad lo pierde fácilmente y seguido tendrás que comprar uno de nuevo. Gasta sólo en lo que necesites y ten en cuenta la edad de la persona.

Pagar a meses

Esto puede funcionar cuando no tienes el total del dinero a pagar. Evalúa si puedes comprarlo al momento o no, y recuerda revisar si tu compra no genera intereses, de lo contrario no servirán de nada estos consejos, pues terminarás pagando lo que te ahorraste al encontrar precios bajos.

Si tienes el efectivo, paga el total de tu compra y olvídate de deudas. No olvides que también hay que pagar uniformes, colegiaturas y otros gastos futuros.

Invierte en calidad

En la mayoría de los casos, los productos que cuestan menos tienen menor calidad de fabricación. Como lo mencionamos antes, no es igual comprar el mismo artículo por menos dinero, que uno similar, más barato, pero de baja calidad. El uso que las personas le dan a cada útil escolar es un factor por considerar a la hora de armar tu lista.

Y de nuevo aquí hay una comparación, pues un niño de preescolar sin duda necesita portalápices y materiales más duraderos, ya que sus habilidades motrices no le permiten ser muy precisos a la hora de usar sus pertenencias. En el caso contrario, los estudiantes mayores quizá requieran un bolígrafo más costoso, adaptado para escribir más rápido, por más tiempo y quizá hasta con cierto prestigio.

Como conclusión te pido que contrastes precios, marcas, artículos y ahorres. “Lo barato sale caro” y no comparar puede llevarte a costar aún más dinero.

 

Contacto

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

TLCAN
5 preguntas clave al inicio de la renegociación del TLCAN
Por

Faltan unas horas para que arranque el proceso de modernización del TLCAN y éstos son los puntos de conflicto más import...